Es posible que sepas todo lo bueno que un aceite corporal puede aportar a tu piel, ¡y es que es un producto maravilloso! Aunque también es posible que no quieras gastar tu dinero en esto. No te preocupes porque vamos a explicarte a cómo hacer un aceite corporal casero.

Es una idea excelente porque así sabrás que es 100% natural y además, disfrutarás de todos sus beneficios en tu dermis. Si lo haces bien, los resultados serán igual de efectivos que un aceite corporal comercial.

En la actualidad existen en el mercado aceites corporales que están pensados para diferentes tipos de piel… Aunque lo habitual es que lo usen más las personas con la piel más seca.

Aunque en realidad tú también puedes disfrutar de la hidratación profunda que te aportan a pesar de que tu piel sea mixta o grasa, por ejemplo. De hecho, hay zonas del cuerpo que necesitan más hidratación como los pies, los codos o las rodillas.

Estos aceites corporales son una gran solución.

Si quieres hacer un aceite corporal casero, ¡por supuesto que puedes hacerlo! Lo que importa es que si tienes la piel seca uses la cantidad adecuada para mantener la dermis bien cuidada y si la tienes grasa, que uses menos cantidad… Que se ajuste a tus necesidades dérmicas.

En la mayoría de ocasiones, con tan solo unas gotas es más que suficiente para que notes los beneficios.

Beneficios de los aceites corporales caseros

Antes de comenzar, no te pierdas los beneficios que puedes encontrar en los aceites corporales caseros:

  • Son naturales al 100%
  • Disminuirán las durezas que tengas en tu dermis
  • Regenera tu piel
  • Al ser aromáticos también cuida tu estado anímico

Cuál es el mejor método de empleo

Los aceites corporales son sencillos de utilizar y efectivos si lo haces bien. Para que tengan una buena absorción lo ideal es que los utilices siempre al salir de la ducha, con la piel húmeda. De esta manera además, también se extenderá de una forma mucho más fácil.

Para aplicarlo bien tendrás que hacer un masaje circular en ascendente (de pies a hombros). Cuando notes que ya se ha absorbido tendrás que secar tu piel con una toalla suave y a pequeños toques.

Recetas sencillas y muy efectivas

Las recetas de los aceites corporales caseros son muy sencillas de hacer, requieres de pocos ingredientes y en poco tiempo lo tendrás listo para usarlo. Lo único que debes tener en cuenta es que tienes que hacerla con cuidado y siguiendo bien los pasos indicados.

Si una receta no te sale bien no cuidará tu piel como es debido. En este tipo de recetas siempre necesitarás una base de aceite vegetal y aceites esenciales.

Los aceites corporales caseros son ideales para pieles secas y sensibles, aunque como te hemos avanzado más arriba, también puedes usarlos si tienes la piel normal, mixta o grasa. Simplemente deberás usar menos cantidad.

Al no contener ningún tipo de ingrediente químico en su fórmula son 100% naturales y no tendrás que padecer por ningún efecto adverso ni a corto ni a largo plazo.

A continuación vamos a darte algunas recetas de aceite corporal casero para que escojas el que más te guste, y que así encuentres el mejor para ti. No pierdas detalle… ¡y toma nota!

Sigue leyendo: La mejor crema para combatir las estrías

Aceite corporal casero extra hidratante

Este aceite corporal casero es muy sencillo de utilizar y además es un extra hidratante que te dejará la piel estupendamente y con un aroma maravilloso.

Ingredientes

Para hacer esta receta solo necesitas:

  • 100 ml de aceite vegetal de almendras
  • 90 gotas (lo equivalente a 3 ml) de aceite esencial de lavanda
La importancia de la lavanda en este remedio

Este remedio casero necesita aceite esencial de lavanda, porque además de ser aromático y relajante… también ayuda a cicatrizar y regenera tu dermis. Si además tienes acné, psoriasis o dermatitis atópica también puede aliviar tus síntomas considerablemente.

Cómo hacerlo

Es ideal para la piel seca pero puedes usarlo aunque tengas otro tipo de dermis, siempre ajustando la cantidad a tus necesidades. Usa 97% de aceite vegetal y un 3% de aceite esencial lavanda.

Solo tendrás que combinar todos los ingredientes y usarlo como un aceite corporal, es decir untándolo con pequeños masajes como te hemos indicado más arriba.

Aceite corporal casero de vainilla y aceite de jojoba

La vainilla es un ingrediente natural estupendo para hacer aceites corporales caseros porque tiene un aroma magnífico. Además de calmar tu dermis también tiene una acción antioxidante. Te protege de los radicales libres y de las toxinas que pueda haber en el ambiente.

Ingredientes

  • 3 vasos de aceite de jojoba
  • 1 vaina de vainilla

Cómo hacerlo

  1. Pon el aceite de jojoba en un recipiente de cristal.
  2. Corta a trozos la vaina de vainilla
  3. Pon la vainilla en el mismo recipiente del aceite
  4. Tapa el grasco y guárdalo durante seis semanas
  5. Cuando pasen las seis semanas se harán mezclado bien los ingredientes
  6. Cuela el aceite y quita la vaina de vainilla
  7. Ya lo puedes usar tanto como aceite como para hacer perfumes, cremas o jabones corporales.

Seguro que te va a gustar: Crema piel atópica Mercadona: mi opinión

Aceite corporal casero de aloe vera y canela

El aloe vera tiene grandes propiedades y muy efectivos que te permitirán tener una piel regenerada y bien hidratada todo el tiempo. Esta receta también requiere de un ingrediente estrella: el aceite de oliva virgen extra.

Este aceite corporal será ideal para calmar tu dermis, eliminar manchas, reducir estrías, etc. Es una receta sencilla pero que deberás hacer con cariño para que quede perfectamente y sea efectiva.

Ingredientes

  • Hojas de aloe vera
  • Raíz de jengibre
  • Una rama de canela
  • Aceite de oliva virgen extra

Cómo hacerlo

Tienes que seguir los siguientes pasos estrictamente para que la receta sea la correcta y cuando lo uses puedas notar sus beneficios y toda su eficacia. Toma nota:

  1. Pon el aceite de oliva virgen extra a fuego lento
  2. Corta las hojas de aloe vera y extra su pulpa con una cuchara
  3. Corta el jengibre en trozos pequeños
  4. Añade el jengibre el aceite templado (la temperatura del aceite no debe ser alta)
  5. Añade la rama de canela
  6. Cuando la mezcla se tibie pon el aceite en un recipiente
  7. Puedes usar este remedio tanto para le piel como para el cabello, pero siempre después de la ducha

Aceite corporal de flores de lavanda

Las hojas de lavanda pueden ser un gran aliado para hacer un aceite corporal perfecto. Las flores de lavanda en sí mismas son estupendas para relajar, cicatrizar, mejorar la dermis… No te pierdas este aceite corporal casero porque te va a gustar.

Ingredientes

  • Flores secas de lavanda
  • 3 vasos de aceite de oliva virgen extra

Cómo hacerlo

Es más fácil de lo que te imaginas, sigue los pasos cuidadosamente y en poco tiempo tendrás uno de los mejores aceites corporales caseros. No pierdas detalle:

  1. Pon las flores de lavanda en un vaso y déjalas que se sequen al sol durante un par de horas. Es importante que no reciban los rayos solares de forma directa.
  2. Cuando se hayan secado machácalas con la ayuda de un mortero. Pero no las tritures, necesitas mantener su esencia.
  3. Apártalas de momento.
  4. A continuación coge tres vasos de aceite de oliva virgen extra y ponlo en un cazo
  5. Pon a calentar el aceite a fuego lento
  6. Cuando el aceite esté templado añade las flores secas de lavanda y permite que se haga durante tres horas a fuego lento.
  7. Después apaga el fuego y cuela el aceite para verterlo en un frasco.
  8. Una vez acabado, guárdalo en un lugar fresco y seco, también tendrá que estar oscuro.

Este tipo de aceite es ideal para tu cuerpo, pero no lo uses en tu rostro porque la piel es más delicada y podrías irritarla.

No te lo puedes perder: El mejor aceite corporal

Conclusiones

Como ves, no es necesario que te gastes demasiado dinero en comprar aceites corporales de venta comercial. Solo tendrás que gastar algo de dinero en los ingredientes pero que a la larga te saldrá bastante más económico.

Es posible incluso, que cuando pruebes los aceites corporales caseros, ya no tengas la necesidad de gastar tu dinero en otros aceites comerciales ni tan siquiera en cremas o lociones.

¿Por qué? Porque habrás encontrado en los aceites corporales caseros todo lo que necesitas para cuidar tu piel de la forma más ecológica y natural posible. ¡Y encima con tus propias manos!

Teniendo en cuenta los pasos que te hemos dado, el cómo debes usar el aceite corporal casero y también los diferentes ingredientes, ahora lo tendrás mucho más fácil para cuidar tu piel.

Por todo esto, esperamos que hayas encontrado el mejor aceite corporal casero para ti. Y que puedas usarlo siempre que quieras. ¡No te arrepentirás! Úsalo cada día y verás los cambios positivos en tu dermis.