Las opiniones y experiencias sobre diferentes cosméticos, a veces son muy necesarias, estoy segura que más de una vez habéis buscado algo de información sobre un producto antes de decidiros a comprarlo, quizás hoy estéis aquí por esto mismo.

Yo tengo que deciros que lo hago muy a menudo, siempre he adorado conocer las experiencias de los demás e ir comparando si el producto realmente merece la pena o si por el contrario es mejor seguir mirando otros, la realidad es que me han ayudado en innumerables ocasiones, hoy en día lo sigo haciendo muchas veces.

Hace un tiempo decidí compartir también mis experiencias porque estaba segura que a alguien le podría servir de ayuda y por lo tanto era una buena opción, así que esta es la razón por la que hoy estoy aquí para presentaros a una de las aguas micelares más famosas y queridas, la de Bioderma.

El agua micelar es uno de los cosméticos que más uso en mi día a día y estoy segura que muchos de vosotros coincidiréis conmigo en ello, ya que un cosmético como tal no puede pasar desapercibida ante nadie.

Así que sí, voy a hablaros sobre el producto que se convirtió en un imprescindible desde su nacimiento en el mundo de la cosmética hasta hoy y vamos a hacerlo de la mano del agua micelar de Bioderma, voy a contaros todo lo que sé sobre ella y sobre mi experiencia usándola durante una etapa de mi vida.

Si queréis saber más y no perderos esta aventura, ¡seguid leyendo!, espero que os sirva de ayuda y sobre todo que disfrutéis mucho.

Antes de empezar me gustaría dejaros por aquí un artículo donde vais a poder encontrar a las mejores aguas micelares del mercado: Mejores aguas micelares. 

Agua micelar Bioderma

La marca Bioderma

Seguro que habéis oído hablar de ella en innumerables ocasiones, Bioderma es una marca de cosméticos que se dedica a lanzar al mercado productos que cuidarán de nuestra piel, entre los que destaca la maravillosa agua micelar, quizás el cosmético con más ventas de Bioderma (y no es para menos).

He de reconocer que yo personalmente he oído muchas veces hablar de esta marca, la he visto anunciada en la tele, en muchos artículos que he leído, en recomendaciones, etc, pero nunca me había animado a probar nada de ella, hasta que un día llegó a mis oídos que tenía un agua micelar y que era maravillosa, ahí fue cuando la probé sin pensarlo y hoy os cuento que tal me fue.

Os dejo por aquí un artículo donde se explica detalladamente que es un agua micelar, por si tenéis dudas y os interesa conocerla más: ¿Qué es y para que sirve un agua micelar?

¿Cómo describe Bioderma a su agua micelar?

Cuando nos interesamos por un nuevo cosmético lo primero en lo que nos fijamos en lo que la propia marca nos dice de él, es más, lo más normal es que hayamos dado con él después de haber oído a la marca anunciándolo en la tele, las redes sociales o incluso que nos lo haya contado algún conocido, por lo tanto podemos decir que lo que Bioderma nos cuenta sobre esta agua micelar es lo primero que conoceremos de ella.

Bioderma nos dice que este agua micelar será capaz de realizar más de una sola función, realizará concretamente todas las que necesitamos en una rutina de belleza adecuada, nos dice que limpiará nuestro rostro pero que a la misma vez lo irá desmaquillando (si es que estaba maquillado), además también aportará propiedades calmantes y nos ofrecerá una piel aliviada y fresca, todo ello lo hará de manera respetuosa y sin dañar en ningún momento la dermis, independientemente del tipo que sea.

Para las personas que os gusta la libertad de elegir el tamaño del bote, ya que dependiendo del momento necesitáis uno más pequeño o uno más grande o viceversa, he de deciros que la marca nos ofrece cuatro tamaños diferentes en los que podremos elegir nuestra agua micelar, ya hablaremos de ello en el apartado del envase.

Como habéis visto, os he estado hablando desde el principio en singular, como si solo nos estuviésemos refiriendo a un solo producto, pero la realidad es que ¡sorpresa! Bioderma cuenta con más de un agua micelar, que si las habéis visto cada una de ellas está recomendada para un tipo de piel determinado, por lo tanto así obtendremos un tratamiento mucho más personal y específico.

Aún así tan solo os hablaré de una de ellas, la que yo he usado y la que cuenta con mayor número de seguidores, no obstante a continuación conoceremos un poquito de las demás, para que así podamos familiarizarnos mucho mejor con Bioderma y con lo que nos ofrece.

Conociendo a las aguas micelares de Bioderma

Para todos aquellos curiosos que como a mi os pueden las ganas de conocerlo todo, vamos a hablar de las demás aguas micelares de Bioderma y aunque no las he probado todas, sé que existen y que algún día las pondré en mi rostro, pero de momento solo lo he hecho con una de ellas.

Exactamente cuenta con tres aguas micelares, cada una de ellas específica para un grupo de personas, aunque os adelanto que ninguna de ellas causará daño si la usamos con otro tipo de piel, eso sí, estaremos perdiendo el hecho de ser un tratamiento más personal y específico.

  • Sensibio H2O

Esta es la que yo he usado, la que habréis visto más veces y la más usada por todos los fan de las aguas micelares de Bioderma, un producto diseñado para tratar las pieles más sensibles, como su propio nombre indica pero maravillosa para todo el mundo.

  • Sébium H2O

Como podemos deducir al ver su nombre, este agua micelar está diseñado para las personas con la piel mixta/grasa, les ayudará a controlar la excesiva producción de sebo en el rostro, además de mejorar la piel en todos los sentidos, controlando la aparición de acné, brillos, sensaciones untuosas, etc.

  • Hydrabio H2O

Al igual que las dos anteriores, del nuevo el nombre nos da pistas, un agua micelar ideal para todas aquellas personas que tengan la piel seca y necesiten un extra de hidratación además de equilibrar la producción natural de ésta.

Como veis todas ellas nos ofrecen multitud de oportunidades para mejorar el estado y la salud de nuestra piel, por lo tanto Bioderma ha querido con ello que todo el mundo tuviese acceso a un producto que le viniese bien, independientemente del tipo de piel que tuviese.

¿Por qué he elegido Sensibio H2O?

Lo primero que os diré es que mi piel es mixta, pero que aún así no elegí el agua micelar Sébium, por la simple razón de que mi piel a veces también es un poco reactiva, dependiendo de la época del año y por lo tanto quería algo que fuese ultra respetuoso con mi rostro y que no me empeorará en ningún caso la poca sensibilidad con la que contaba en ese momento.

Además, también tengo que deciros que la elegí por el hecho de que era la más usada por todo el mundo y la que me habían recomendado en muchas ocasiones desde que descubrí que Bioderma contaba con aguas micelares, por lo tanto todo ello hizo que mi inclinación fuese entera hacia la Sensibio H2O y me alegro enormemente de que fuese así.

Aunque no he probado las demás, si que las he analizado previamente y desde luego no creo que ninguna de ellas sea mejor que la Sensibio, por lo tanto si tenéis una piel parecida a la mía o sensible realmente os aconsejo mucho que os decantéis por ella.

Agua micelar Bioderma Sensibio H2O

Agua micelar Bioderma

Os dejo por aquí el enlace que os llevará hasta la página de Amazon, donde todos aquellos que al terminar este artículo estéis interesados en comprarla podáis hacerlo con total seguridad y tranquilidad: Agua micelar Bioderma Sensibio H2O.

Aquí esta, el agua micelar Sensibio H2O, por la que me decanté cuando descubrí Bioderma y la que ha día de hoy todavía me sigue sorprendiendo, un cosmético repleto de micelas que si bien todas las aguas micelares no lo cumple igual de bien, esta si que lo hace y su proporción es tan elevada que la hace cien por cien efectiva.

Las micelas son pequeñas partículas que van a trabajar de manera que atraerán como si de un imán se tratara a todas aquellas impurezas, suciedad, maquillaje, sudor, etc, todo aquello que se encuentre en nuestra piel y que debamos eliminar, acto seguido las atrapará y las conducirá hasta el exterior de nuestra dermis, dejando así el rostro completamente impoluto.

Es importante decir, que el hecho de que conduzca las impureza y no las arrastres es una buena señal en cuanto a que no dejará ningún tipo de restos en la piel que luego puedan causar daños. Además, también cabe destacar que todo ello lo hará de forma respetuosa y sin dañar en ninguno de los casos la piel.

Por otro lado, la zona del contorno de los ojos, tan delicada y sensible siempre se queda desamparada cuando elegimos un producto y vemos que no es apto para tratar esa zona, sin embargo Bioderma no ha querido que eso fuera así, no con su agua micelar y ha hecho todo lo posible (testando dermatológica y oftalmológicamente) para que podamos desmaquillar y limpiar nuestros ojos con total seguridad. Además los labios también podemos limpiarlos sin irritarlos o dañarlos, en definitiva, podemos decir que este agua micelar es respetuosa con todas las zonas de nuestro cutis y que no debemos saltarnos ninguna.

Como podéis ver todo esto es lo que nos encontramos cuando descubrimos este producto, la primera impresión y podemos decir que es maravillosa ¿quién se podría resistir a probarla después de haber oído todo eso?. Lo que nos queda ahora es corroborar todo lo que hemos visto, saber si realmente es tan perfectamente maravillosa y si nos aportará todo eso que nos dice, así que ¿a que esperamos? ¡manos a la obra!

Analizando todos sus aspectos

Para conocer mejor al producto y estar seguros de lo que vamos a usar, de que sea realmente adecuado y bueno para nosotros y de que cumpla con todo lo que la marca nos cuenta sobre él, lo primero es analizar detenidamente todos sus aspectos, todos aquellos más relevantes para comprar todo lo anterior.

Entre esos aspectos debemos analizar como primer punto sus ingredientes, asegurarnos que ninguno de ellos nos vaya a dañar la piel, su envase, conocer los diferentes tamaños que tiene y el tipo de dosificador por el que saldrá nuestra querida agua micelar, la textura que dejará en nuestro rostro en cuanto la pongamos y por último el olor que desprenderá con tan solo abrirla.

Conociendo todos esos aspectos, estaremos más que preparados para decidir si finalmente queremos o no queremos probarla, por lo tanto, os hablaré de todos ellos y al final del artículo os haré la gran pregunta que deberéis contestaros a vosotros mismos.

La tabla de los ingredientes o INCI

Lo he nombrado de las dos maneras  en el título porque sé que hay personas que no la reconocen por INCI y como es exactamente lo mismo pues podemos llamarlo como queramos.

Como bien sabréis los ingredientes son el cosmético, la mezcla de varias sustancias dan el resultado de un producto y por lo tanto el hecho de que un cosmético sea bueno o malo dependerá de los ingredientes que se han usado para crearlo.

Bioderma hace mucho hincapié en uno de los complejos que se encuentran en la lista de INCI de este agua micelar, el complejo Aquagenium, una unión de sustancias que nos ayudará enormemente a nivel de hidratación, trabajarán incasablemente para conseguir que nuestro cuerpo pueda equilibrar la producción de hidratación de manera natural en la  piel.

Aún así no es lo único que se encuentra en la lista, para que podáis conocer todos los ingredientes os voy a dejar por aquí la tabla completa:

INGREDIENTES:

WATER (AQUA), PEG-6 CAPRYLIC/CAPRIC GLYCERIDES, CUCUMIS SATIVUS (CUCUMBER) FRUIT EXTRACT, MANNITOL, XYLITOL, RHAMNOSE, FRUCTOOLIGOSACCHARIDES, PROPYLENE GLYCOL, CETRIMONIUM BROMIDE ,DISODIUM EDTA.

Como podéis observar la tabla no es muy extensa, por lo que es muy fácil de conocer sus ingredientes con solo echarle un vistazo, aunque si hay alguno que no conocéis podéis buscarlo en algunas páginas y así tener más información.

No vemos en la lista ningún ingrediente que sea dañino con la piel, por lo tanto la primera impresión sigue siendo buena. Lo que podemos observar son varios tensioactivos como PEG-6 CAPRYLIC/CAPRIC GLYCERIDES, algunos humectantes o hidratantes como MANNITOL, XYLITOL, RHAMNOSE, FRUCTOOLIGOSACCHARIDES, PROPYLENE GLYCOL, también vemos algunas sustancias que nos aportarán propiedades calmantes como el famoso CUCUMIS SATIVUS (CUCUMBER) FRUIT EXTRACT digo famoso porque para aquellos que no lo sepáis este ingrediente es lo mismo que decir extracto de pepino y como todos sabemos el pepino es maravilloso para calmar tanto nuestra piel como para aportarnos multitud de vitaminas si lo ingerimos, por lo tanto es un gran fuerte de este cosmético. Si seguimos analizando nos encontramos con un surfactante como el CETRIMONIUM BROMIDE y por último nos encontramos con DISODIUM EDTA, una sustancia que lejos de ser dañina con nuestra piel lo es para el medio ambiente, no es nada sostenible ni biodegradable, por lo tanto es el único que sustituiría en este producto, aunque también he de decir que se encuentra en el último puesto de la lista y que por lo tanto su proporción y presencia en el cosmético es muy baja.

En definitiva, podemos decir que este agua micelar es completamente apta para todas las pieles, incluidas aquellas que como efectivamente recomienda Bioderma, son más sensibles, ya que no encontramos en ella ninguna sustancia dañina o que pueda causar daños en la piel. por lo que ¡podéis usarla todos con total tranquilidad!

Envase del agua micelar y el precio

Cuando elegimos comprar un producto lo primero que vemos de él es su envase, como ha decidido (en este caso Bioderma), presentarnos este agua micelar, que formato ha elegido, que tamaños y que diseño que también es importante porque ¿a quien le entraría por los ojos un producto con un diseño horrible o pobre?, porque sí, nosotros nos movemos por las primeras impresiones.

En este caso Bioderma no se ha salido mucho del estereotipo de un agua micelar normal y ha elegido un bote de plástico de color rosa y blanco/transparente donde queda guardada en su interior la maravillosa loción, a simple vista es bastante sencillo pero bonito, los colores son vivos y alegres.

Por otro lado, el dosificador es de los más importante siempre que usamos un producto por primera vez, ya que siempre estamos deseando que éste sea cómodo, práctico he higiénico y en este caso tengo que deciros que no hay nada mejor que lo que Bioderma ha elegido, cuando lo descubrí ya no quise ni siquiera los pulsadores que tanto amaba antes. Como podéis ver en esta imagen se trata de un dosificador en forma de embudo en el que debemos poner el disco de algodón encima de él y hacer presión hacía abajo, de esta forma sube el líquido hacia arriba ¡lo más práctico y cómodo que he usado nunca! de esta manera no desperdiciaremos nada de producto y por lo tanto se ha convertido en mi favorito.

Pero además de eso también podemos encontrar otro formato de dosificador, Bioderma ha querido lanzar al mercado otros con un pulsador, para que así las personas puedan elegir aquel que más les guste o que más cómodos les hagan sentir. ¡Que suerte que una marca nos de tanta libertad para elegir aquellos que más nos gusta!

En cuanto a los tamaños, como ya os adelanté anteriormente esta marca ha vuelto a apostar por la diversidad, ha lanzado al mercado cuatro tamaños diferentes entre los que podemos elegir el que más deseemos. De esta manera cuando vayamos a viajar podemos elegir el tamaño más pequeño por comodidad y practicidad, pero cuando nos quedemos en casa podemos elegir el más grande para despreocuparnos por un buen tiempo de comprar agua micelar. Bioderma ha pensado en todo el mundo y eso es un punto a favor siempre, ¿a quién no le gusta que piensen en nosotros?

El precio del cosmético varia mucho, ya que hay exactamente cuatro precios diferentes, dependiendo del tamaño que elijáis, yendo de más barato a más caro a la misma vez que va subiendo la cantidad de loción, pero puedo deciros que el bote más grande vale al rededor de 13 euros, un precio asequible y al que todo el mundo puede hacer frente.

Envase y precio

La textura

Aunque estamos deseando ver resultado desde el minuto uno que lo ponemos en la piel (yo la primera, una impaciente total), lo cierto es que en la primera aplicación tan solo podemos comprobar la textura ¡algo muy importante y valioso también!

La textura es relevante para todo el mundo, ya que ¿quién quiere poner en su piel un cosmético que deje sensaciones desagradables en la dermis?, he de admitir que siempre me envuelve esa incertidumbre cuando pruebo un nuestro cosmético, pero también os digo en este caso que si sois como yo ¡relajaos! que Bioderma vuelve a cumplir con todas sus expectativas.

En el primer momento de poner el agua micelar en mi rostro supe que todos los usos que le diera iban a ser maravillosos y placenteros, me invadió una sensación de frescor y calma, además de limpieza que me dejaron maravillada.

Es tan suave y ligera que parece que pongamos agua normal en nuestro cutis, se absorbe con rapidez y al instante parece que no tengamos nada, por lo tanto la sensación que deja no puede ser mejor, algo donde también incluyo la zona de los ojos y los labios, que los limpié sin problemas y con una satisfacción enorme.

En ningún caso me irritó ni me dejó sensaciones extrañas, todo lo contrario. Eso sí, hay un pero, aunque me entristece enormemente tener que decir esto de un producto que me estaba gustando tanto, pero el hecho de desmaquillar ( al menos el maquillaje waterproof que es el que yo llevo usando mucho tiempo) no lo elimina con total efectividad, tuve que pasar más de una vez el algodón por aquellas zonas que tenía maquilladas y aún así note que dejaba algunos restos.

El aroma

El olor aunque no tan relevante como la textura, también importa y también deseamos que el producto que vamos a usar por primera vez tenga un aroma agradable para nosotros, por lo tanto podemos decir que algo de importancia si que tiene, ya que de nuevo nos hacemos la misma pregunta que con los aspectos anteriores ¿quién querría un cosmético que en cuanto lo abriésemos nos inundara un olor desagradable?, seguro que nadie.

En el caso de Bioderma volvemos a adorar en este caso al aroma que han decidido ofrecerle a este agua micelar, en cuando lo aplicamos en nuestra piel podemos percibir un olor muy agradable pero muy suave a la misma vez, por lo tanto nunca se convierte en algo pesado ni empalagoso, ya que es tan sutil que ha veces ni lo notaremos.

Mi experiencia con el agua micelar de Bioderma

Ahora que ya hemos analizado todos los aspectos de este cosmético y estamos casi a punto de tomar la decisión sobre si probarlo finalmente o si no, ha llegado el momento de que os hable un poco sobre mi propia experiencia, que tal me fue y que cambios pude ver en mi dermis.

Tengo que admitir que tenía muchas ganas de probar este agua micelar, ya que muchas personas me había hablado de ella y todas las expectativas eran altísimas. Lo primero que os diré es que mi piel es mixta, aunque ya os lo dije al principio. En cuanto la vi y leí todo lo que tenía que saber de ella mis ganas de probarla aumentaron aún más.

En cuanto a los ingredientes he de decir que aunque no me parece un INCI de lo más completo, por el simple hecho de que no cuenta con muchos activos que nos ofrezcan muchas propiedades, si que es perfecta para ofrecernos lo que Bioderma nos promete y con eso es más que suficiente, por lo tanto me gustó mucho lo que me encontré al analizar su formulación.

El envase es bastante normal, no sale de los estereotipos de las aguas micelares por lo que no me sorprendí mucho al verlo, aunque he de admitir que sus colores me encantan, lo que si tengo que resaltar aquí es su dosificador, maravilloso y práctico como el que más, os aseguro que en cuanto lo probéis no querréis usar ningún otro que no sea este ¡y con razón!

La textura y el olor son maravillosos, estos dos aspectos me sorprendieron enormemente y me resultaron de lo más agradable, todas las aplicaciones fueron muy relajantes y placenteras, tengo que admitiros que siempre estaba deseando de usarla por las sensaciones tan buenas que me dejaba en la piel.

En cuanto a los resultados, no fueron exactamente lo que yo esperaba, no porque sea mal producto, ni mucho menos, sino porque la función de desmaquillar no la hace de forma muy eficaz, aunque también os digo que el maquillaje que yo uso es muy resistente, por lo que tampoco la culpo de todo. En cuanto a las demás funciones todas ellas las cumple a la perfección. En definitiva, la conclusión de mi experiencia fue muy buena, disfruté mucho usándola y  me encantó, aunque necesitaba más y por eso seguí buscando incansablemente y encontré mi favorita poco después, os la presento a continuación.

Mi agua micelar favorita: Agua micelar de Nezeni Cosmetics

Como os he dicho, el agua micelar de Bioderma me pareció muy buen producto, pero no era lo que yo buscaba, sin embargo gracias a mi persistencia en cuanto a encontrar una que fuese ideal para mi, puedo decir que poco después descubrí el agua micelar de Nezeni Cosmetics que desde el minuto uno me dejó sin palabras, un producto completo, natural, respetuoso con la piel, con bajos niveles de conservantes y por si fuera poco, nos ofrece unos resultados maravillosos en el rostro.

A todos aquellos que como yo busquéis un cosmético que sea lo más completo posible pero que además sea natural y respetuoso con la piel, os aconsejo a todos que probéis este agua micelar, os aseguro que no dejará indiferente a nadie, porque además es ¡apto para todo tipo de pieles!

Mi experiencia

Hasta aquí hemos llegado con toda esta aventura de conocer al agua micelar de Bioderma, espero que os haya gustado y que os haya ayudado a llegar a alguna conclusión, yo tengo que deciros que lo he pasado genial usándola y espero que vuestra experiencia sea igual, ahora solo queda que ¡la probéis por vosotros mismos!