Desde que use mi primera agua micelar supe que ese era mi cosmético favorito, quede enamorada de ellas pero aún así necesitaba encontrar mi favorita, escuchaba a muchas personas decir que el agua micelar que usaban era super adecuada para ellos y que les ofrecían muchos beneficios, fue ahí cuando desee con todas mis fuerzas encontrar la más adecuada para mi.

En el transcurso de encontrar mi agua micelar favorita he probado muchas, cada una de ellas con sus virtudes y defectos, tengo que deciros que muchas me han encantado y que incluso las sigo usando de vez en cuando, sin embargo en otras ocasiones he encontrado aguas micelares que no me han gustado por diferentes motivos, aún así de todas he aprendido a sacar algo positivo y me encanta.

En este caso vamos a hablar del agua micelar de Garnier, una marca que seguro conocéis y un agua micelar con mucho auge, me decidí a usarla por todos los comentarios positivos que veía de ella, algo que levando una enorme curiosidad en mi animándome finalmente a probarla y es por este motivo que hoy estamos aquí, os voy a contar mi experiencia con ella, así que si os interesa ¡no os lo perdáis!

Antes de empezar me gustaría dejaros por aquí un artículo donde podréis encontrar las mejores aguas micelares que hay en el mercado: Mejores aguas micelares. 

Agua micelar de Garnier

Todas las aguas micelares de Garnier

Aunque en este artículo solo os voy a hablar de una de ellas, la que yo he tenido el placer de probar, Garnier cuenta con otras aguas micelares que ha ido lanzando al mercado en función de las necesidades de las personas, todas ellas tienen algo que aportarnos y por lo tanto debemos elegirla según lo que mejor nos venga.

Garnier cuenta con cinco tipos de aguas micelares diferentes, que seguro habéis viso en más de una ocasión, en mi caso yo he elegido el agua micelar clásica, apta para todos los tipos de pieles, aún así os nombraré aquí las demás aguas por si queréis buscar más información sobre alguna de ellas.

  • Agua micelar clásica todo en uno (de la que vamos a hablar aquí)
  • Agua micelar pure active
  • Agua micelar sensitive
  • Agua micelar leche hidratante
  • Agua micelar en aceite

Estas son todas las aguas micelares que Garnier ha querido lanzar al mercado, seguro que habéis oído o habéis visto alguna de ellas en varias tiendas o por internet, aunque seguro que la que más sentís como familiarizada es la primera, el agua micelar clásica todo en uno y eso fue justo lo que también me pasó a mi. Es de ella de la que vamos a hablar y es a la que vamos a analizar, no he probado ninguna de las demás todavía pero no descarto que lo haga en alguna ocasión, así que ya os iré hablando de mis experiencias con las demás en un futuro no muy lejano.

Os dejo por aquí un artículo donde encontraréis todo lo que necesitáis saber sobre el agua micelar: ¿Qué es y para que sirve el agua micelar?

Agua micelar clásica todo en uno de Garnier

Me decidí por ella por la sencilla razón de ser una de las más famosas dentro de esta marca, la que me habían recomendado muchas veces y la más general, con general me refiero a que era un agua micelar apta para todo el mundo y con unas características muy comunes, me iba a ofrecer más de una función (de ahí su “todo en uno”), así que no me lo pensé mucho cuando me decidí a elegir entre las cinco que hemos nombrado anteriormente.

Como sabréis si habéis visto otros reviews donde os he hablado de otras aguas micelares que he tenido la oportunidad de probar, lo primero que debemos hacer cuando nos decidimos a usar un cosmético nuevo es conocer al máximo todos y cada uno de sus aspectos, analizarla y concluir en si realmente es una buena opción o si no lo es.

Por lo tanto es momento de hablar sobre todo lo que rodea a este producto y conocer si finalmente es buena opción que nos decidamos a probarla, para ello hablaremos sobre sus ingredientes como aspecto más importante, sobre el envase y el precio que tiene, la textura y por último el olor, cuando sepamos todo esto estaremos listos para decidir que hacer finalmente.

Además también os hablaré sobre mi propia experiencia con ella, os contaré cada detalle de lo que sentí cuando la estaba usando, para que así también os sirva de ayuda si algún día decidís usarla. Por último os hablaré del agua micelar que uso actualmente, para todos aquellos que quieran alguna alternativa y le interese conocer mi favorita.

Dicho esto y sabiendo ya todos los pasos que vamos a seguir, es momento de empezar a hablar sobre la querida agua micelar de Garnier, así que si estáis listos ¡no esperemos más!

La tala de ingredientes o INCI

Lo primero de lo que vamos a hablar, ya que es lo más importante siempre a la hora de elegir un nuevo cosmético, es de los ingredientes o también llamado INCI, normalmente las empresas lo colocan en la zona posterior del bote, tarro o caja y están ordenados de mayor a menor proporción.

Los ingredientes nos lo dirán prácticamente todo sobre el cosmético, ya que aunque hay otros aspectos importantes, sin lugar a dudas, aquellas sustancias que se han usado para crear este producto es lo más relevante para comprender que es lo que vamos a poner en nuestra piel.

Si los ingredientes del producto son a base de sustancias artificiales y químicas, por lo tanto dañinas, no podemos esperar otra cosa que no sea resultados negativos o no adecuados a corto o largo plazo, sin embargo si lo que encontramos son sustancias maravillosas, repletas de propiedades y beneficios, los resultados en nuestro rostro serán maravillosos.

Para que conozcáis más de cerca lo que Garnier ha elegido para cuidar de nuestra piel, os dejaré por aquí la lista completa de los ingredientes de este agua micelar:

Tabla de ingredientes:

Aqua / water. hexylene glycol. glycerin. poloxamer 184. disodium cocoamphodiacetate. disodium edta. myrtrimonium bromide. 

Como podéis observar la lista es muy corta, algo que no nos dice nada, ya que puede ser buena o mala siendo corta o muy extensa, por lo tanto para poder juzgar realmente su formulación debemos conocer antes cada una de las sustancias que la forman.

Lo que si podemos observar es que entre ellos no hay ningún ingrediente dañino que nos asegure desde primera hora que nos hará daño en la piel, aunque también debemos tener claro que nos aportará lo justo y necesario, con esto quiero decir que no cuenta con muchos activos y por lo tanto no debemos esperar que nos aporte mucho más que no sea limpiar la piel.

Lo primero que nos encontramos es el agua, acto seguido vemos un emulsionante y una sustancia que nos ayudara a reparar la barrera lipídica de nuestra dermis, algunos tensioactivos, agente espumante y un conservante. Efectivamente ninguno será dañino para nuestra dermis, pero os adelanto que eso es sinónimo a un producto muy básico por lo que si buscáis algo más completo y que os aporte más propiedades os aconsejo que esperéis a conocer mi maravillosa alternativa.

Envase y precio

Os dejo por aquí el enlace donde podéis comprarla a través de Amazon: Agua micelar clásica todo en uno, Garnier.

Envase y precio

En envase no es igual de importante que los ingredientes, de eso no hay dudas, pero es que nada es igual de importante que el INCI de un cosmético. Aún así creo que el envase es el hogar de nuestra loción desde que es creada hasta que la tenemos en nuestras manos y la vamos usando cada día, por lo tanto debe ser un envase seguro y práctico, que no permita que el cosmético se estropee y que además nos beneficie en cuanto a comodidad a la hora de usarlo.

En el caso del agua micelar de Garnier, no hay mucho que decir en cuanto a diferencias con otras aguas micelares, ya que se ha ceñido a ser muy similar en cuanto al formato del bote. El material es de plástico de color transparente dejándonos ver el interior, además cuenta con un tapón de color rosa que lo hace bonito y llamativo, donde se guarda la abertura por la que sale el contenido, para ello tendríamos que volcar el bote y apretar un poco.

Para mi gusto es un poco peligroso, ya que si apretamos un poco más fuerte de lo debido el contenido sale disparado y estamos desperdiciando mucho producto, por lo tanto os aconsejo que tengáis cuidado con ello.

En cuanto al tamaño, podemos decir que Garnier ha querido lanzar al mercado todos los tamaños posibles para el gusto de todo el mundo, podemos encontrar uno muy pequeñito de 100 ml que será ideal para llevarlo a todos sitios con nosotros, ya que no ocupa casi nada de espacio y es muy cómodo de transportar, otro de un tamaño más estándar de 400 ml que podríamos decir que ya es grande, pero aún así tampoco lo es demasiado, ideal para dejarlo en casa y tenerlo siempre en el baño esperando la siguiente aplicación y por último uno de tamaño maxi grande de unos 700 ml, este si que es enorme y podríamos decir que transportarlo sería un incordio, por lo tanto lo ideal es dejarlo en casa e ir rellenando botes más pequeños si queremos, de esta forma nos durará más tiempo y nos olvidaremos de estar comprándola constantemente.

Por último, el precio de este agua micelar depende de muchas cosas, lo principal es que dependiendo de la tienda donde vayáis a decidir comprarlo puede variar el precio y por otro lado cada tamaño tiene el suyo propio siendo de 1,55 euros el de 100 ml, 4 euros el de 400 ml y 6,75 euros el de 700 ml, como podéis ver un precio muy económico y asequible para todo el mundo.

La textura

La textura es algo que siempre nos mantiene en vilo, pues nadie quiere poner en su piel un cosmético que le ofrezca sensaciones desagradable y extrañas, yo personalmente lo llevo bastante mal, por eso siempre me informo mucho antes sobre la opinión de otras personas, de esta manera sé más o menos a lo que me enfrento.

En este caso, todas las opiniones indicaban que la textura de este agua micelar era muy buena y agradable y efectivamente he de decir que en cuanto la puse por primera vez en mi piel adore al instante la sensación que me dejaba. Notaba mi rostro muy revitalizado, gracias a la inmediata penetración del agua micelar, lo sentía fresco y limpio. Es cierto que con al contacto con la piel hace un poco de espuma pero nada alarmante, ya que no la crea en exceso pero si que se nota.

La textura para mi fue maravillosa, se fueron todos mis miedos nada más ponerla en el rostro y gracias a esto siempre tenía ganas de usarla.

El olor

Garnier ha decidido no ofrecer a esta agua micelar ningún olor, por lo tanto cuando quitamos el tapón y la vertemos en nuestras manos o en el disco de algodón para luego ponerla sobre nuestro rostro no percibiremos ningún tipo de aroma.

Para mi es un aspecto muy positivo, ya que de esta manera no resulta desagradable a nadie, ya que los gustos por los olores son tan variados que nunca podríamos estar todos contentos, a unos les gusta más el olor dulce y cálido, otros prefieren un olor fresco y limpio, etc.

A mi parecer, este aspecto tan neutro me ayudó a no agobiarme en ningún momento con las aplicaciones y por lo tanto debo decir que me parece una decisión acertada.

Mi experiencia con el agua micelar de Garnier

Como todos sabéis ya, hace algún tiempo de decidí a probar el agua micelar clásica todo en uno de la marca de Garnier, un cosmético que había oído en muchas ocasiones pero que nunca me había decidido por él, hasta que leí muchos comentarios positivos respecto a ella y me la recomendaron, así es como empieza mi historia con este cosmético.

Lo primero deciros que mi piel es mixta, a veces un poco sensible pero eso depende del ambiente y aparece y desaparece según la época del año, aún así tampoco puedo decir que sea una sensibilidad severa, aunque yo si me lo noto. Este agua micelar es apta para todo tipo de pieles y a juzgar por su INCI respetuosa con la piel, por lo tanto supe desde primera hora que no causaría daños en mi rostro.

En cuanto vi sus ingredientes quede asombrada por ver que contenía muy pocas sustancias pero que ninguna de ellas era dañina para la piel, aunque hubiese preferido que fuesen un poco más sostenibles también. Lo cierto es que me gusto mucho y pienso que realmente es apto para todas las pieles ya que dudo que cause daños ni siquiera en las más sensibles. Lo que si me entristeció en partes fue ver que era un producto bastante básico, no cuenta con muchos activos y eso hace que no nos aporte mucho más que una simple limpieza (para lo que solo busquéis eso, es maravillosa)

El envase me parece muy bonito y acertado, pero su dosificador no es de lo más cómodo, es más yo que soy un poco bruta he desperdiciado en más de una ocasión el agua micelar al volcar el  bote hacía el algodón, aún todo es cogerle un poco el truco y medir bien la fuerza para que salga la cantidad que necesitamos. El precio me parece muy económico, yo en mi caso elegí el más pequeño de todos ya que solo quería probarla ay ver que tal funcionaba en mi piel, por lo tanto con el pequeño fue suficiente y tan solo me costó 1,55 euros. Muy económica y asequible.

La textura me pareció maravillosa, yo que suele ser muy especial para este tema he de decir que Garnier ha dado en el clavo, deja una sensación muy buena y suave que hace muy agradable su uso en cada momento. El hecho de que haga espuma para mi no es nada negativo, al contrario, os aseguro que no molesta para nada ya que es muy sutil y refrescante.

El olor, me parece también muy acertado ya que hizo que no me cansara en ningún momento de poner el agua micelar, por lo tanto un producto sin olor es quizás lo más acertado.

En cuanto a los resultados, si lo usamos  con el rostro sin maquillar, es cierto que deja la piel como nueva, con sensaciones muy agradable y con sensación de limpieza, pero sin embargo si estamos maquillados o con maquillaje waterproof, he de deciros que le cuesta mucho retirar el maquillaje al cien por cien, por lo tanto creo que se queda un poco flojo a la hora de ofrecer resultados.

En definitiva, creo que es un producto bueno pero muy básico y es por ello que quizás no me terminó de convencer, pero si os pasa lo mismo que a mi no os preocupéis que os voy a presentar a mi agua micelar favorita, ¡os va a encantar!

Mi alternativa

Mi alternativa: Agua micelar de Nezeni Cosmetics

Por último, después de llegar a la conclusión de que el agua micelar de Garnier es bastante básica  y que se queda un poco floja en cuanto a desmaquillar, os voy a presentar a un producto que no dejará indiferente a nadie.

Seguro que habéis oído hablar o habéis leído en alguna ocasión el agua micelar de Nezeni Cosmetics ¡no es para menos todo lo que dicen de ella!, yo había oído hablar de ella muchas veces pero no me atreví a probarla hasta hace un tiempo, desde que lo hice tengo que deciros que no he vuelto a cambiar de agua  micelar, he encontrado mi producto definitivo, se trata de un cosmético natural, con bajo nivel de conservantes y apto para todo tipo de pieles.

Os aconsejo a todos que la probéis y juzguéis vosotros mismos, pero lo que si os adelanto es que no os dejará indiferentes.