Sufrir celulitis ya es un problema para hombres y mujeres, pero cuando se padece celulitis edematosa entonces el problema es aún mayor. A continuación vamos a comentarte sobre qué es la celulitis edematosa: cómo prevenirla y tratarla.

Es un problema muy antiestético que sucede sobre todo en las piernas y que incluso, puede poner en jaque la salud de la persona que lo padece.

Es de los tipos de celulitis más graves que existen y que más problemas te pueden acarrear serios problemas de salud.

La celulitis edematosa

Cuando aparece es porque no funciona bien el sistema circulatorio y linfático del organismo, aunque también puede ocurrir por llevar una vida muy sedentaria o comer normalmente demasiados carbohidratos y sodio.

Al haber un trastorno en el sistema linfático que es el que transporta las toxinas y los líquidos del cuerpo, comienza a funcionar mal y a haber consecuencias. Al no tener la capacidad necesaria para mover todos los líquidos y las toxinas, aparece la celulitis edematosa.

Todo esto también está estrechamente ligado al sistema circulatorio, porque mueve la sangre. Cuando uno de estos sistemas del organismo no funciona correctamente, el cuerpo no elimina las toxinas y el líquido que sobra en el cuerpo y aparecen problemas.

Estos problemas que comienzan a aparecer son la hinchazón, la retención de líquidos, el dolor o la pérdida de sensibilidad en las extremidades inferiores.

Te va a gustar: Cómo quitar las estrías en la espalda

Señales de que tienes celulitis edematosa

Lo primero que hay que tener en cuenta es que la celulitis “normal” suele aparecer de manera localizada o generalizada en el organismo, pero no suele causar dolor de ningún tipo, ni tampoco provoca problemas de salud serios.

En cambio la celulitis edematosa, sí es peligrosa como te hemos avanzado más arriba.

Este tipo de condición en la piel se puede detectar al tacto, con solo tocar la piel. Se notan protuberancias, la dermis no es lisa ni tersa, hay hundimientos, hoyuelos muy pronunciados y muy antiestéticos.

Es como si se tuviera una piel acolchada o una piel de naranja muy exagerada. Los poros se dilatan y aparecen tumefacciones superficiales. También pueden aparecer estrías porque la los tejidos de la piel se rompen.

Cuando tocas la dermis de una persona con celulitis edematosa también notarás que tiene el tejido celular más espeso. Duele pero se siente menos sensibilidad al tacto.

Las consecuencias en la salud son varias pero todas importantes. Los síntomas que son más habituales son los siguientes:

  • Pesadez en las piernas
  • Dolor
  • Calambres por la noche
  • Fatiga
  • Dolor al caminar o al cambiar de posición

Tipos de celulitis

Aunque ahora ya sabes más sobre la celulitis edematosa, es bueno que sepas también qué más tipos de celulitis existen para que puedas hacerte una idea de cómo son y cómo podrías tratar, sobre todo por el caso que nos ocupa, la celulitis edematosa.

Hay tres tipos diferentes y se manifiestan de manera diferente. Los tres tipos son:

  • Dura. Es una condición que a nivel estético no es muy notoria ya que se ve cuando se aprieta la piel y aparecen los hoyuelos.
  • Blanda. Este tipo es la más frecuente y puede tener repercusiones psicológicas y estéticas. El tejido se vuelve blando y aparecen nódulo de dura textura. Puede volverse complicado si además hay equimosis, varices, dolores, fatiga, adormecimiento de las piernas y pesadez.
  • Edematosa. Es la menos frecuente, pero la más grave de todas. Puede aparecer sobre todos en personas con obesidad puede aparecer linfedema. También aparecen otros problemas de salud: dolor, hipología muscular, astenia o fatiga.

La celulitis no siempre se presenta solo de un tipo. De hecho, es bastante frecuente que una persona tenga más de un tipo de celulitis al mismo tiempo en su organismo.

Para el tipo menos grave, que es cuando la celulitis aparece sobre todo, cuando se aprieta la zona afectada o cuando aún no duele, las cremas anticelulíticas pueden ser una gran opción para tratar el problema y evitar que la condición empeore con el tiempo.

Un ejemplo de crema anticelulítica que podría ayudarte en este caso, seria la crema anticelulítica de Akento Cosmetics

Es una crema que te ayudará a reducir esos hoyuelos tan molestos y en tan solo de 4 a 8 semanas de uso diario (dos veces al día, siendo mañana y noche el mejor momento), empezarás a encontrar resultados notables en tu dermis.

Si tienes este tipo de celulitis menos grave, las cremas anticelulíticas pueden ser un gran aliado para ti.

Seguro que te interesa: Remescar estrías: mi opinión

Tratamientos para la celulitis edematosa

Para el tratamiento de este tipo de celulitis no es tan fácil como usar una crema y ya está. Es necesario que cuides el cuerpo desde dentro hacia fuera y que en casos más extremos, acudas a tu médico para saber qué puedes hacer para mejorar tu condición dolorosa.

Mientras tanto, te vamos a decir algunos de los tratamientos más aptos para que tengas en cuenta y puedas llevarlos a cabo cada día:

  • Dieta equilibrada. Mantener una dieta equilibrada es fundamental para que te mejore el sistema circulatorio y linfático. Si no sabes cómo llevar una buena dieta sin que te falten nutrientes ni vitaminas, entonces habla con un nutricionista cualificado para que te ayuda en esto.
  • Acaba con el consumo de azúcar. El dulce y cualquier tipo de alimento carbohidrato, siempre que se consuma de manera desproporcionada, habrá que tu organismo no funcione correctamente y que aumentes de peso e incluso que tengas obesidad.
  • Acaba con el estrés. El estrés es el peor enemigo físico y mental de las personas en la actualidad. Cuando sientes estrés de manera continuada, podrías tener problemas linfáticos y circulatorios, algo que podría llevarte a la celulitis edematosa.
  • Ejercicio. El ejercicio es fundamental para tener un buen peso, eliminar las calorías innecesarias y fortalecer tu organismo. Evitarás la retención de líquidos y la sangre de tu organismo estará en continuo movimiento. Esto es necesario para evitar cualquier tipo de celulitis en tu organismo.
  • Masajes. ¿A quién no le gusta disfrutar de un masaje? Los masajes te ayudan a que los líquidos de tu organismo se muevan y que la sangre también circule mejor. Por eso, puedes hacerte masajes (¡o mejor que te lo hagan!) en las zonas afectadas y con fuerza. Así los resultados serán más efectivos.
  • Toma de diuréticos. Los diuréticos en pastillas tendrá que recetártelo tu médico, pero pueden ayudarte a eliminar esa retención de líquidos que te sobra.
  • Acude a tu médico. Es muy importante que si tienes esta condición que no esperes a que se vaya solo y menos si te duele si lo estás pasando mal. En este sentido, es necesario que acudas a tu médico cuando sientas que no eres capaz de cuidarte bien. Así evitarás tener problemas más graves en tu sistema circulatorio o linfático.

Este tipo de condición es un problema real que hay que mantenerlo controlado una vez que aparece, puesto que de no hacerlo, podría generar serios problemas de salud. De todos modos, además de detectarla, si sigues leyendo, también te diremos cómo prevenirla.

No te puedes perder: Mustela antiestrías: mi opinión

Cómo prevenir esta condición

Para poder prevenir esta condición debes tener en cuenta algunos puntos importantes tanto en tu dieta como en tu vida:

  • Cambia tu dieta: elimina cualquier alimento que pueda aumentar tu peso
  • Acaba con el exceso de carbohidratos y sin fibra (harinas o azúcar refinado)
  • Consume más alimentos ricos en vitaminas, minerales o carbohidratos saludables (harinas integrales, cereales, frutas y verdura).
  • Haz ejercicio de forma regular
  • Evita la vida sedentaria: si no quieres hacer ejercicio o no tienes tiempo, al menos mantén un estilo de vida activo.

Además, puedes optar por el drenaje linfático o la presoterapia en el caso que tengas la celulitis edematosa. Aunque son procesos costosos y que duran bastante en el tiempo, podrán ayudarte a acabar con este problema que tanto te atormenta.

Por si fuese poco, con este tipo de tratamiento, podrás mantener un tono de piel bonito e igualarlo con el resto del cuerpo que no ha padecido esta condición.

Como has podido comprobar esta condición es bastante molesta a la par que perjudicial para tu salud, por lo que toda la información brindada es muy importante para que puedas cuidar tu salud en todos los aspectos.

Recuerda que el poder tener una buena salud dependerá sobre todo de ti y de nadie más. Tu salud es tu tesoro y deberás cuidarlo correctamente antes, ¡evita que sea demasiado tarde!

Ahora que ya sabes más sobre la celulitis edematosa: cómo prevenirla y tratarla, podrás llevar un estilo de vida más saludable y además tener un organismo más saludable sin hoyuelos pronunciados ni dolorosos.