Tener los poros abiertos es un problema común que puede hacer que tu piel contenga más sebo del deseado e incluso que tengas problemas serios de acné. Por este motivo, es importante que aprendas a cómo cerrar los poros abiertos.

Los poros cuando están abiertos o están dilatados es sin duda un motivo de preocupación, sobre todo cuando ocurre en el rostro. La buena noticia es que hay remedios nada invasivos que pueden ayudarte a acabar con este problema.

Incluso puedes remediarlo desde la comodidad de tu casa y sin riesgo alguno para tu salud ni para tu dermis.

Por qué se abren los poros

Los poros pueden abrirse tanto en hombres como en mujeres y es más común en la adolescencia. Aparece exceso de sebo y en la adolescencia puede ocurrir por los cambios hormonales, pero también en la vida adulta.

Cuando esto ocurre puede aparecer acné y que el aumento de grasa haga que la piel no se vea bonita de ningún modo. Cuando hay sebo en la piel los poros se abren y se obstruyen por este exceso.

Con la obstrucción parecen los granos, puntos negros e incluso infecciones. También es posible que la piel se envejezca prematuramente a casa de que las fibras conectivas de la piel pierden elasticidad y fuerza. También acumula impurezas y causa más problema a la dermis.

Por otra parte, merece la pena destacar que los poros también se pueden dilatar porque tú quieres que así sea en algunas rutinas de belleza, como cuando aplicas vapor en tu rostro o cuando quieres exfoliar tu piel para acabar antes con las impurezas.

Los poros son una parte muy importante para que tu salud dérmica sea óptima ya que se oxigena a partir de ellos y se elimina el sebo y las células muertas así como el sudor. Por eso es tan importante cuidarlos siempre. Si tienes los poros abiertos, deberás aprender a cerrarlos.

Te explicamos cómo.

Te va a interesar si lo lees: Descubre el mejor exfoliante de cara y cuerpo

Remedios para acabar con los poros

Vamos a explicarte algunas técnicas que puedes incorporar en tus rutinas de cuidado facial diario para evitar que esos poros se queden dilatados o que se abran en el futuro si tú no quieres que asista de manera voluntaria.

Limpia bien tu dermis

Tu dermis deberá estar bien limpia todo el tiempo, por lo que si usas maquillaje deberás desmaquillarte correctamente para que de esta manera pueda respirar y no obstruirse.

Para limpiar tu cutis, además de hacerlo con agua y jabón neutro también puedes usar ciertos productos que te irán bien, siempre y cuando tengas en cuenta el tipo de piel que tienes.

Si tienes dudas, siempre será buena idea acudir a un dermatólogo para que te diga cuál es la opción que se adapta más y mejor a tus necesidades particulares.

Otra opción es usar agua micelar, siempre y cuando su fórmula sea respetuosa con tu tipo de piel.

Que no te falte hidratación

Es muy importante hidratar tu piel de dentro hacia fuera, por lo que una alimentación rica en verduras y frutas así como beber mucha agua es esencial. Pero también es buena idea usar los productos correctos para hidratar de manera paralela desde fuera hacia dentro.

Si no usas los productos correctos para tus características dérmicas podrías incluso empeorar la condición que te preocupa y que tengas más imperfecciones. Debes hidratar tu rostro sin engrasarlo más y que así haya menos poros dilatados.

Puedes usar un producto hidratante facial para ponerlo antes de aplicar el maquillaje o antes de ir a dormir. Lo que importa es que reduzca la cantidad de sebo y que tu dermis esté más bonita y mejor cuidada.

Las mascarillas caseras o las que venden en cualquier tienda de cosméticos pueden ser un buen remedio para esto.

Esto te va a interesar: Exfoliante de café: beneficios y cómo hacerlo

Exfoliar siempre es una buena opción

Para este caso en concreto la exfoliación siempre puede ser una buena opción ya que esto significa que vas a quitar impurezas de los poros y además te desprenderás de las células muertas que también son un problema.

Un tratamiento exfoliante que sea adecuado para tu tipo de piel siempre será una buena ayuda que no puedes dejar de lado. De esta manera además de cerrar los poros también se regenerarán  y les permitirá desempeñar su mejor función.

Puedes usar la arcilla como remedio casero para poder cerrar tus poros porque además de limpiar, también purifica tu dermis. Hazlo una vez a la semana como mucho y tendrás la dilatación de los poros a raya.

Tienes que usar la arcilla con precaución porque si no se elimina bien podría irritar tu rostro y que la condición empeorase considerablemente.

Tratamientos astringentes

Existen tratamientos astringentes que pueden ser de gran ayuda para ti y que tus poros se cierren considerablemente. Eso sí, tendrás que acudir a un dermatólogo o en tu farmacia actual para que de esta manera puedas escoger el tratamiento que mejor se adapte a tu tipo de piel.

Es necesario que tengas en cuenta que si tienes la piel sensible o sueles tener reacciones alérgicas, recurras a otro método que te asegure que no te ocasionará ningún problema.

¿Es buena idea disimular con maquillaje?

Son muchas las personas que disimulan los poros abiertos con maquillaje. Esto está bien siempre que se haga correctamente, porque en caso contrario podrías empeorar la condición.

Si lo haces bien podrás camuflarlos pero necesitas una base mate y ligera para corregir estas imperfecciones. Es muy importante que la base no sea densa porque sino tu piel no respirará correctamente y los poros se obstruirán.

Además, si encuentras el maquillaje perfecto para camuflar los poros y que además tu piel pueda respirar bien… Siempre que llegue la noche tendrás que desmaquillarte correctamente para que tu piel se oxigene en condiciones.

No te lo puedes perder: Exfoliante químico: qué es y las mejores opciones

Qué otros tratamientos puedes tener tener en cuenta

Existe la medicina estética que también te puede echar una mano para cerrar esos poros abiertos que tanto te molestan y tantos problemas te están ocasionando.

Para ello, puedes optar por tratamientos faciales de medicina estética que puedes pedir a tu dermatólogo o en tu farmacia de confianza. No son invasivos y son seguros sin necesidad de tener que pasar por quirófano.

Puedes hacerte una exfoliación o peeling químico para eliminar impurezas y renovar las células. Además también podrás tener la piel más saludable gracias a los ácidos que llevan los exfoliantes químicos que cuidan tu dermis y disimularán las marcas y también cerrarán tus poros.

Antes de acabar, queremos recordarte la importancia de acudir a tu dermatólogo en caso que consideres que tu caso de poros abiertos es demasiado grave o que las consecuencias en tu piel llegan a ser catastróficas.

Este profesional será capaz de ofrecerte las opciones más adecuadas para ti en tu caso personal y concreto. En caso de que tu problema no sea demasiado grave, entonces puedes seguir nuestros consejos para tener una dermis estupenda.

Todas estas opciones son válidas cuando se trata de aprender a cómo cerrar los poros abiertos y tener un cutis mucho más bonito y bien cuidado. ¡Escoge la forma de tener un cutis maravilloso!