Si tienes granos en la espalda sabrás lo molestos que pueden llegar a ser, además de que son molestos pueden ser dolorosos. En cualquier caso, si este es un problema habitual en ti, aprende a cómo quitar los granos de la espalda. Nuestros consejos te van a gustar.

Los granos de la espalda, es un problema más habitual de lo que te imaginas. Pueden aparecer detrás de la nuca, por la espalda, etc.

Es necesario que no te pierdas estos trucos para combatirlos y tener una piel tersa y natural de nuevo.

Por qué salen los granitos en la espalda

Los granos en la espalda pueden salir de igual forma que salen en otras partes del cuerpo como en los brazos o en el pecho: porque se acumula sebo en la dermis y se obstruyen los poros.

Aunque se desconocen las causas de por qué ocurre esto exactamente, puede deberse a factores genéticos u hormonales (sobre todo en la adolescencia o durante el embarazo).

Otras causas como el sudor, el uso de medicamentos o cosméticos que desequilibran el equilibrio dérmico también pueden influir.

Antes de querer combatir con estos granos es necesario que busques la causa que origina los que tú tienes, de esta manera encontrarás la solución que mejor se adapte a ti en cualquier caso.

Si crees que tu caso de granos en la espalda es demasiado grave o has probado muchos procedimientos para deshacerte de ellos sin resultados, entonces no dudes en acudir a tu dermatólogo para comentarle las preocupaciones que te ocasionan.

El dermatólogo te indicará la mejor manera de tratarlos y acabar con ellos. Aunque, también puedes seguir leyendo y descubrir algunas formas eficaces de acabar con este problema sin necesidad de acudir a químicos, ¡respetando tu piel gracias a la cosmética natural!

Esto te va a interesar: Somatoline anticelulitis: mi opinión

Sigue una rutina

Lo primero que debes tener muy en cuenta cuando quieras deshacerte de los granos de la espalda, es tener una rutina que te ayude a acabar con ellos y que de paso, estés cuidando y mimando tu piel de manera habitual.

En tu rutina de cuidado y limpieza corporal es importante que escojas un gel natural que te ayude a eliminar los granitos pero respetando tu capa protectora de la piel. Busca un gel que contenga tensioactivos y con composición natural (por ejemplo, aloe vera y avena).

Esto hará que no tengas tantas irritaciones y que tu piel esté calmada siempre que lo utilices. Cuando te duchas, es natural que no llegues a tu espalda para poder frotarte bien.

En este caso, no dudes en usar un cepillo con palo largo para poder llegar a cada rincón de tu espalda. Es importante que el cepillo tenga cerdas suaves y que puedas limpiarla sin generar irritaciones innecesarias.

Exfolia tu piel

Puedes exfoliar tu piel de la espalda una o dos veces por semana. Esto es de gran ayuda. Si la tienes irritada a causa de los granos, entonces tendrás que buscar un producto que se adapte a las características de tu problema.

Incluso puedes utilizar remedios caseros (al final del artículo te daremos algunas ideas).

En cualquier caso, el exfoliante corporal es ideal que sea apto para el rostro, así te aseguras que sea sensible con tu cuidado dérmico. Escoge el producto que mejor se adapte a ti pero que tampoco sea demasiado agresivo con granos demasiado gordos porque podrías hacerte daño.

Lo que importa en este caso es eliminar las células muertas y quitar las impurezas que tengas, así como acabar con el sebo que es lo que hace que tengas esa obstrucción en los poros causantes del acné.

Usa un tónico facial

Puedes usar un tónico facial cuando acabes de exfoliar la espalda (que tendrás que hacerlo en la ducha y con un cepillo de mango largo), para que de esta manera se purifique y se equilibre el pH de tu piel.

Aunque es habitual que estés pensando en los tónicos para tu rostro, también puedes usarlo en el resto del cuerpo, siendo este caso la espalda el lugar apropiado para usarlo.

De esta manera también eliminarás las toxinas e hidratarás en profundidad después de haber limpiado y exfoliado esta zona problemática de tu cuerpo. Por si fuese poco, con los tónicos también podrás regular el sebo y calmar el dolor de las posibles irritaciones.

Léelo por te va a interesar: Descubre el mejor exfoliante de cara y cuerpo

Piel bien hidratada

Aunque sabrás que debes hidratar tu piel desde dentro hacia fuera: bebiendo abundante agua durante el día y teniendo una dieta equilibrada. De manera paralela a esto, también es importante que la hidrates para que la tengas mejor cuidada.

Es necesario que la crema que escojas para hidratar tu piel tenga componentes y que elimine de manera natural las toxinas como por ejemplo: extracto de romero, pepino o aloe vera. Así también se equilibrará las grasa que tienes.

Toma el sol

Si tomas el sol de manera moderada también puedes ayudar a que esos molestos granos desaparezcan porque se secarán gracias a que los rayos solares tienen poder antibacteriano, antiinflamatorio y es secante.

Recuerda que es importante que no alargues la exposición al sol porque esto puede ser contraproducente. Si lo haces recuerda echarte siempre protector solar en las zonas expuestas al sol.

Recetas caseras para acabar con los granos de la espalda

Otra manera de acabar con los granos de la espalda y que no sea nada agresivo para tu dermis, es usar remedios caseros. Recetas caseras con ingredientes naturales que te permitirán cuidar tu dermis y también acabar con este problema.

Recuerda que no todas las pieles son iguales, por lo que, si lo consideras oportuno será buena idea que acudas al dermatólogo para seguir sus tratamientos específicos.

A continuación vamos a comentarte algunos remedios caseros que son populares pero vigila los resultados por si no te hacen bien o empeoran el problema.

No te lo puedes perder: Exfoliante de café: beneficios y cómo hacerlo

Azúcar y avena

Los granos del azúcar pueden ser bastante agresivos pero se busca el equilibrio con la suavidad de la avena. Aunque si notas demasiado agresividad con la azúcar, entonces es mejor que optes por otro remedio casero.

Tendrás que poner énfasis en las zonas más afectadas. La avena con sus propiedades antiinflamatorias puede acabar con el acné, además que también es cicatrizante. Para llegar a la espalda usa una esponja con mango largo.

Qué necesitas:

  • 2 cucharadas soperas de azúcar
  • Agua
  • 1 cucharada sopera de salvado de avena

Cómo llevarlo a cabo:

Mezcla todos los ingredientes hasta formar una pasta y extiéndela por la espalda con movimientos circulares. Tendrás que frotar con suavidad y dejar que repose 10 minutos. Una vez pasado el tiempo, retira la sustancia con agua tibia. Hazlo en la ducha.

Limón, aloe vera y azúcar

El aloe vera y el limón son beneficios porque son antioxidantes y el azúcar te ayudará a eliminar las impurezas y las células muertas de la piel. Todo combinado puede ser un buen remedio para acabar con estos granos de la espalda.

Qué necesitas:

  • 1 vaso de zumo de limón natural
  • Pulpa de una hoja cortada de aloe vera
  • 1 cucharada sopera de azúcar

Cómo hacerlo:

Primero tendrás que cortar el tallo de aloe vera y abrirlo para sacar la pulpa. Coge el gel del aloe vera y ponlo en un recipiente donde echarás el azúcar y mezcla todo bien. Después exprime un limón y vierte el zumo en la mezcla anterior.

Después, tendrás que remover todo hasta que se quede una pasta homogénea y lo puedas untar sin problemas.

Para aplicarlo:

Igual que ocurre con el remedio anterior o con cualquier producto que quieras echarte en la espalda, es importante que si no llegas uses una esponja de mango largo.

Tendrás que lavar la zona y secarla bien. Después aplica el ungüento con movimientos circulares y deja hacerlo durante tres minutos seguidos. Después deja que se quede durante 20 minutos más.

Una vez seco, métete en la ducha y enjuaga la sustancia restante con agua tibia hasta que no quede ningún rastro de sustancia.

Consejos para evitar los granitos

Los siguiente consejos son orientativos, recuerda que ante casos más graves siempre tendrás que acudir a un dermatólogo. De todos modos, ten en cuenta lo siguiente:

  • Utiliza un jabón neutro. Utiliza un jabón neutro que no contenga perfume. Puede ser específico para acabar con los granos.
  • Deja la espalda al aire siempre que puedas. Cuando haga calor usar ropa que te permita tener la espalda al descubierto (echándote siempre protección solar).
  • Usa aceite de árbol de té. Diluye este aceite en agua y échalo en la espalda. Debes estar atento por si tiene contraindicaciones y en caso de ser así, detrás de dejar de usarlo cuanto antes.

Te va a gustar: Exfoliante químico: qué es y las mejores opciones

Conclusiones

Con todo lo que te hemos comentado aquí es más que probable que puedas mejorar el aspecto de tu piel y que los granos se acaben, pero acude a tu dermatólogo para ver que todo va bien.

Además si tienes heridas abiertas es mejor ir con mucho cuidado vaya que por usar diferentes sustancias esas heridas se infecten y el problema derive a uno mayor.

Ahora que ya sabes cómo quitar los granos de la espalda, ¡tendrás una piel mucho más cuidada!