Para todos aquellos amantes de la cosmética casera o para aquellos que tenéis ganas de introduciros en ella pero no sabéis muy bien por donde empezar ¡os voy a contar en este artículo como haremos un desmaquillante casero!

La cosmética casera es una técnica o una forma de vida que cada día tiene más auge, cada día son más las personas que se lanzan a hacer sus propios productos, optando por un estilo de vida más natural, sostenible y sano.

Si tenéis redes sociales estaréis hartos de ver por todos lados cosmética casera, porque se ha puesto muy de moda (afortunadamente) el hacer los cosméticos en casa y enseñarlos en Instagram o cualquier otro medio de red social, y seguro que muchas veces habéis decidido realizar la receta que habéis visto pero por uno motivo u otro, no os habéis lanzado del todo.

No os preocupéis si es vuestro caso, porque aquí vamos a abordar todo lo necesario para hacer cosmética casera y todo lo que necesitamos conocer con anterioridad para que todo salga de manera satisfactoria.

Dicho esto, me gustaría dejaros por aquí un artículo sobre uno de los desmaquillantes naturales más usados en el mundo de la cosmética (seguro que lo conocéis de sobra) el aceite de coco, un aceite repleto de beneficios y propiedades que nos ofrece y que no debemos desaprovechar, os lo cuento todo sobre él aquí: Aceite de coco para desmaquillar.

¿Cómo hacer un desmaquillante casero?

Un estilo de vida, la cosmética casera

En los tiempos en los que estamos, donde todo es contaminación, consumismo, sustancias artificiales donde nos hemos ido separando poco a poco de nuestra propia naturaleza, encontrar un hilo de luz, un poco de sostenibilidad, de naturalidad, etc es toda una suerte a la que debemos aferrarnos.

Así es como creo que se debe describir la cosmética casera y natural, como un estilo de vida que lucha por un mundo mejor, más sostenible, sin contaminaciones y prevaleciendo ante todo, la naturaleza.

La cosmética tiene muchos años de historia, cuando se empezaron a usar ingredientes de origen natural como pigmentos, aceites, extractos, plantas, frutas, etc para crear cremas, pinturas y tratamientos de mejoras en la piel, eso ya era cosmética.

Con el paso del tiempo todo eso se fue perdiendo y se consiguió llegar a lo que hemos estado viendo durante todo este tiempo, empresas fabricando por todas partes y a todas direcciones productos a base de ingredientes artificiales (más baratos a la hora de fabricar y más rápidos de procesar), la mayoría de las veces dañinos y nada adecuados para tratar la piel, pero como los daños no se suelen ver al instante, sino que se verán con el paso de los años, las personas no solíamos darnos cuenta de todo aquello que sin querer estábamos poniendo en nuestra dermis.

Afortunadamente, hoy en día y desde hace unos años podemos ver como la cosmética casera y natural se ha ido abriendo paso de nuevo en nuestras vidas, estoy segura que conocéis a alguien fan de este estilo de vida o al menos hemos escuchado más de una vez hablar de la cosmética casera y sus beneficios.

Aunque todavía no sepáis muy bien porque (hasta que veamos los beneficios), es toda una suerte que estemos despertando y estemos de nuevo, apostando por el camino más saludable y sostenible, es la única manera que tenemos de cuidarnos de verdad, a nosotros y a nuestro entorno.

La piel necesita cuidados

Esto lo sabéis de sobra, para conseguir una piel bonita, radiante y llena de vida necesitamos cuidar de ella, las cosas no vienen solas, debemos luchar cada día para conseguirlo y estaréis de acuerdo conmigo en que cuidar de nuestra dermis y ver los resultados es lo más satisfactorio que podemos sentir.

Lo primero que debemos hacer antes de cuidar de nuestra piel, antes de ofrecerle todo aquello que necesita es sin lugar a dudas, conocer que es lo que realmente necesita, ya que si no lo sabemos nunca podremos ofrecerlo lo justo para que se sienta completa.

Para ello tendremos que analizar nuestro tipo de piel y conocer que tipo es el que tenemos, ya que aunque tan solo vayamos a usar ingredientes naturales y por lo tanto no nos vayan a hacer daño, lo ideal es usar aquellos que mejor nos vengan para ver cambios mucho más notables.

Necesidad esencial, desmaquillar la piel

La dermis precisa de varios cuidados y necesidades, todos ellos fundamentales para su correcto funcionamiento pero el hecho de desmaquillar es quizás el que más solemos saltarnos por pereza o por falta de tiempo y es uno de los mayores errores que solemos cometer, a veces sin ser del todo conscientes.

Maquillarnos es algo que hacemos a diario o casi a diario la gran mayoría de la población, una actividad que nos hace sentirnos mucho más radiantes y guapos, por lo tanto, todo aquello que nos haga bien y sea saludable (siempre debemos elegir maquillajes adecuados para tratar nuestra dermis, no solo fijarnos en lo bonito que es, sino en sus ingredientes y asegurarnos que es saludable), pero la cuestión viene cuando no somos del todo conscientes de que al final del día debemos eliminarlo completamente.

Para aquellos que prefiráis comprar un desmaquillante, os dejo por aquí un artículo con una lista de lo más completa con los mejores del mercado: Mejores desmaquillantes. 

Los poros que se encuentran en nuestro rostro (y en el resto de nuestra piel) deben estar siempre desobstruidos, es la única forma de que la dermis transpire y se regenere de forma correcta y por lo tanto es la única forma de que esta siempre se encuentre sana y preciosa.

Por todo esto, os traigo algunas recetas que os encantaran sobre desmaquillantes caseros, que podréis hacer rápidamente y que darán unos resultados increíbles, pero antes hablaremos un poco sobre el beneficio que nos aportará el hecho de usar un desmaquillante casero.

Os dejo por aquí un artículo donde encontraréis todos los productos con los que podéis desmaquillar vuestra piel: Tipos de desmaquillantes.

La necesidad de desmaquillar la piel

¿Por qué debemos elegir un desmaquillante casero?

Antes de pasar a las deseadas y queridas recetas de desmaquillantes caseros, es muy necesario que sepamos el porque debemos elegir este estilo de vida, en vez de comprar uno, aunque estoy segura que ya lo imaginaréis.

Os voy a nombrar aquí en forma de lista los beneficios principales que nos ofrecerá el hecho de desmaquillar con un producto casero, vais a quedar sorprendidos de todo lo que nos aventajamos con una simple decisión, la cosmética casera.

Elegir los mejores ingredientes

Cuando hacemos un cosmético en casa tenemos la maravillosa posibilidad de elegir nosotros mismos los productos que queremos usar, los que mejor les siente a nuestra piel y los más adecuados para evitar daños innecesarios y conseguir todos los beneficios posibles. Por lo tanto tenemos la enorme suerte de elegir aquellas sustancias más alucinantes.

No dañar la piel

Este beneficio va de la mano del anterior, si no usamos ingredientes dañinos para la piel, si todos los que usamos por el contrario son maravillosos, naturales, respetuosos y adecuados para nuestra dermis, nunca obtendremos como resultado una irritación, reacción o cualquier otro tipo de daño. Por lo tanto nos estamos asegurando que el desmaquillante que hagamos en casa no nos perjudicará ninguna zona del rostro.

Resultados más reales

Por ende, gracias a todo lo anterior los resultados será mucho mejores, más efectivos y notables. Aunque a veces se nos olvide, nuestro cuerpo es naturaleza y si para cuidarlo usamos sustancias naturales, el trato será mucho más sano, limpio y verdadero, gracias a la sincronización y a una conexión capaz de aportarnos innumerables propiedades, por lo tanto los desmaquillantes caseros van a desmaquillar igual o mejor que uno que compremos pero con la diferencia de ser completamente respetuoso con nuestra dermis.

Mucho más sostenible 

El planeta que nos rodea es nuestro hogar, eso no se nos debe olvidar nunca y a veces parece que se nos olvida, es por ello que debemos cuidarlo y conseguir que se encuentre lo más sano posible, ya que nunca podremos estar sanos si nuestro hogar está enfermo. La cosmética casera nos ayuda a ser mucho más sostenibles y a contaminar lo menos posible.

Estos y otros muchos más son los principales beneficios de hacer un desmaquillante en casa, como veis si lo ponemos en una balanza lo bueno pesa tanto que los inconvenientes (si es que se le puede llamar inconveniente a dedicar tiempo a la fabricación del cosmético) no son nada.

Como consejo os diré que intentéis ver el tiempo de fabricación como un tiempo dedicado a vosotros mismos, como una parada y una conexión con la naturaleza y el cuidado de vuestra propia piel, os aseguro que disfrutaréis al máximo de cada proceso.

Para aquellas personas que tengan dudas sobre si desmaquillar y limpiar la piel es lo mismo o si por el contrario no lo es, os aconsejo que vayáis hasta este artículo y os informéis de todo: ¿Limpiar y desmaquillar es lo mismo?

Recetas de desmaquillantes caseros

Después de haber visto todos los beneficios que nos ofrece y tener muchas ganas de conocer cuanto antes las recetas para empezar a hacerlo en casa, ha llegado el momento de que nos metamos de lleno con ellas.

Antes de nada os diré que todas las recetas de las que os hablaré serán a base de ingredientes naturales, y con un proceso de fabricación muy cortito, es decir que os llevará muy poco tiempo hacerlas, aún así os recuerdo el consejo que os di en el apartado anterior ¡disfrutad de todos los procesos!

Aunque os iré diciendo brevemente como aplicar o usar cada uno de los desmaquillantes, os aconsejo que le echéis un vistazo a este artículo donde encontraréis todo los pasos adecuados: ¿Cómo desmaquillar la piel correctamente?

Desmaquillante casero a base de aceite de oliva

El aceite de oliva está repleto de beneficios tanto para nuestra salud en el ámbito de la alimentación como en el de la cosmética. Aunque siempre se ha recomendado más su uso en aquellas personas con la piel seca, esta receta la puede usar todo el mundo independientemente del tipo del piel.

Ingredientes

  • 100 miligramos de agua
  • 50 miligramos de aceite de oliva
  • Si no lo vais a usar todo, os recomiendo que uséis un conservante natural como el Cosgard

Pasos para la preparación

  • Lo primero que debemos hacer es medir los ingredientes que como veis son poquísimos y los tenemos en casa seguro, aunque si tenéis que comprar el conservante podéis hacerlo en cualquier herboristería.
  • Acto seguido verterlo todo en el bote que vayamos a destinar a nuestro querido desmaquillante y agitarlo muy bien antes de usarlo.

Para usarlo tan solo tendréis que poner un poco en vuestro rostro y con las yemas de los dedos o un disco de algodón ir removiendo el maquillaje, con movimientos suaves y en circulo. Acto seguido aclaramos la cara con abundante agua y si queréis podéis usar un jabón neutro.

Receta de aceite de oliva

Desmaquillante casero a base de aceite de avellanas

El proceso con este aceite es idéntico al anterior, aunque si tenéis la piel más grasa o mixta, os aconsejo que probéis mejor a poner en vuestro rostro el aceite de avellanas, ya que es un poco más sebo-regulador.

Ingredientes

  • 100 miligramos de agua
  • 50 miligramos de aceite de avellanas
  • Conservante natural si lo vais a hacer para más tiempo

Pasos para la preparación

  • El proceso es igual que con el desmaquillante anterior, lo vertemos todo en el bote final y lo agitamos muy bien antes de usarlo.

En cuanto a usarlo también son los mismos pasos, con los dedos o el algodón lo vamos extendiendo por las zonas maquilladas hasta derretir toda la pintura y finalmente aclaramos.

Desmaquillante casero a base de yogur natural

Es muy importante que el yogur que elijáis sea natural, para que esté libre de azucares y colorantes, de esta manera el trato será mucho más sano y mejor.

Ingredientes

  • Un yogur natural estándar (unos 125 ml)
  • Agua tibia para aclarar

Pasos para aplicarlo

He pasado directamente a los pasos para aplicarlo en la piel porque no tienen ningún tipo de preparación, tan solo necesitaremos remover un poco el yogur con anterioridad.

Acto seguido con una pequeña espátula o con las manos previamente limpias, vamos a ir aplicando el yogur por todo el rostro, incidiendo sobre todo en las zonas que estén maquilladas y realizando movimientos lentos y en forma de círculos. Una vez que terminemos de remover todo el maquillaje, aclarar el rostro con abundante agua y jabón neutro.

Como veis estas recetas son rápidas y naturales, así que ahora que ya lo sabemos todo acerca de la cosmética casera ¿a qué vamos a esperar para hacer nuestro propio desmaquillante en casa?, os animo a todos a que os lancéis a esta experiencia que os hará sentir realmente bien.

Recetas de desmaquillantes