Los ojos suponen la zona del rostro más delicada de todas, es tan sensible que debemos tratarla con el mayor cuidado y delicadez, pero a veces no somos conscientes de ellos y por lo tanto cometemos algunos errores como ser brutos a la hora de desmaquillar, usar productos no adecuados para estas zonas o incluso no desmaquillarnos.

Pero ¿y si os dijera que es posible fabricar en casa un desmaquillante de ojos, económico, efectivo y maravilloso? seguro que aumentan vuestras ganas de conocerlo y probarlo.

En este artículo hablaremos sobre la importancia que tiene desmaquillar la zona de los ojos y lo maravilloso que es hacerlo con cosmética casera, es decir, con un desmaquillante de ojos casero. Pero además también hablaremos sobre algunas recetas sencillas y rápidas para que podáis hacerlas en casa con total seguridad.

Antes de empezar con todo el tema de la super cosmética casera me gustaría dejaros por aquí un artículo donde encontraréis los mejores desmaquillantes de ojos del mercado para todos aquellos más perezosos que prefiráis comprar: Mejores desmaquillantes de ojos. 

Ahora ya sí ¡empecemos con el cuidado de nuestros ojos y las esperadas recetas!

Desmaquillante de ojos casero

La cosmética casera y la salud de nuestros ojos

Podemos decir que la cosmética hecha en casa, con ingredientes puramente naturales y con todo el cariño y dedicación va de la mano de una salud óptima de nuestros ojos (y de nuestro organismo al completo), por lo que ¿por qué privarnos de ello? o ¿por qué nos empeñamos en comprar y comprar producto sin ni siquiera saber si serán buenos para tratar nuestra dermis?, ¿por qué no darle una oportunidad a lo natural y sostenible, a la cosmética casera?

La cosmética casera se ha usado durante muchos años, nuestros antepasados se han venido fabricando sus propios productos para el cuidado de la piel desde tiempos inmemorables y hasta hace bien poquito, seguro que recordáis a vuestras abuelas usar cientos de sustancias naturales para cuidar de la piel o incluso nos lo ha inculcado y nosotros lo hemos adoptado como algo sagrado, pero sin embargo seguimos pensando que no es tan efectivo como el cosmético que compramos en la tienda y que llevan anunciando tanto tiempo.

Hoy en día vivimos en un mundo donde actuamos por impulsos y desafortunadamente nuestra piel lo ha sufrido y lo sufre también, cientos de veces hemos comprado de forma impulsiva un cosmético por el simple hecho de que lo hemos oído en todos lados o porque es famoso en los anuncios de la tele, etc, pero ¿nos hemos parado a pensar si realmente ese cosmético es adecuado para tratar la zona del contorno de nuestros ojos?

Es por esto que hoy vamos a hablar de los desmaquillantes de ojos caseros, vamos a visibilizar que debemos cuidar de nuestra piel y ser conscientes de lo que ponemos en ella y para ello debemos conocer muy bien todos los ingredientes y ¡como mejor que haciéndolo nosotros mismos!

Por lo tanto recordad que, la cosmética casera es aliada de nuestra piel y por lo tanto de nuestra salud y eso es lo que debemos priorizar siempre.

La delicada zona del contorno de los ojos

Seguro que sabéis de sobra que la piel es delicada, debemos tener cuidado con el sol excesivo ya que nos podemos quemar, debemos tener cuidado al depilarnos con cuchillas porque nos podemos cortar, debemos tener cuidado con ciertos cosméticos que ponemos en nuestra piel porque podemos hacernos mucho daño, pero ¿sabíais que la zona de los ojos es aún más delicada todavía?

Muchas veces solemos cometer el error de tratar a nuestros ojos como al resto del rostro, sin saber que para un buen cuidado debemos cuidarlas de forma distinta. Con distinta no me refiero a productos muy diferentes (y dejarnos un dineral en ello) sino que simplemente debemos tratar nuestros ojos con más cuidado, movimientos más suaves y sustancias más respetuosas.

Si no tratamos esta zona con cuidado caemos en la posibilidad de sufrir algunos problemas o imperfecciones que se volverán en nuestra contra, como por ejemplo las ojeras, la falta de luz, piel de alrededor de los ojos más seca de lo normal, caída de las pestañas, etc.

Las pestañas también sufren la falta de cuidado en la zona de los ojos, siendo esta la principal causa del debilitamiento y la caída de los vellos, pero no os preocupéis que siempre hay soluciones y aquí en este artículo encontraréis todo lo necesario para desmaquillar de forma correcta nuestras pestañas sin causar daños: ¿Cómo desmaquillar las pestañas?

¿Será efectivo un desmaquillante de ojos casero?

Normalmente tendemos a pensar que todo lo que podemos hacer en casa (referente a la cosmética) suele ser “peor” que otro producto que compramos y que tiene el mismo fin.

He puesto “peor” entre comillas porque lo que realmente solemos pensar es que no es tan efectivo, que no nos ofrecerá los mismos resultados y que por ende lo mejor siempre es comprarlo, podríamos llamar a esto como falta de confianza en nosotros mismos, en que solemos pensar que no seremos capaces de hacer un buen cosmético y ¡dejadme deciros que estáis muy equivocados!

Podemos hacer en casa productos mucho más efectivos que esos que vemos anunciados en la tele cientos de veces y que valen un dineral, así que empecemos a cambiar los pensamientos y prioricemos siempre lo natural, lo casero y confiemos más en nosotros ¡somos capaces de hacer maravillas cosméticas!

¿Será efectivo un desmaquillante de ojos casero?

Sustancias naturales para desmaquillar nuestros ojos

Vamos a hablar un poco en este apartado sobre sustancias que siempre tenemos en casa, porque estoy segura que todos tenemos siempre por ahí en algún lugar de casa todo esto que ahora os voy a nombrar aquí, y que son realmente maravillosas y efectivas para desmaquillar la zona de nuestros ojos.

En algunos momentos os podrá resultar raro, como por ejemplo desmaquillar con yogur, pero os aseguro que es sorprendente y mucho más natural y sostenible, así que ¡os animo a que lo probéis y juzguéis vosotros mismos!

¡Son efectivas hasta con el waterpoof y eso ya es mucho!, os dejo por aquí toda la información sobre como desmaquillar correctamente un maquillaje waterpoof: ¿Cómo quitar el maquillaje waterpoof?

Leche tibia

¿Quién no tiene leche en casa? y no me refiero a la tradicional, sino a cualquier tipo de leche por lo que también hablo de las vegetales, seguro que alguna tenéis en casa.

Para que el proceso sea más satisfactorio y el maquillaje se retire más fácilmente debemos poner la leche tibia, es decir, la calentamos unos segundo en el microondas o en el fuego (como prefiráis) sin que llegue a quemar ¡importante!

Empapamos un algodón y lo vamos posando y arrastrando con suavidad y sin apretar por la zona de nuestro ojos que previamente están maquillados y veréis como en un instante se retira la pintura sin dejar restos.

Para culminar con esta rutina os aconsejo que aclaréis vuestro rostro con abundante agua, una vez que hayáis terminado con la leche y si queréis también podéis usar un jabón natural neutro.

Yogur natural

Es muy importante que sea natural, ya que si lleva colorantes, sabores y demás estaríamos poniendo sustancias en la piel que no serían adecuadas, por lo tanto debéis fijaros muy bien que sean naturales.

El yogur es un alimento muy rico en propiedades y de nuevo os digo que no es necesario que sea de leche tradicional, cualquier yogur natural de leche vegetal es igual de efectivo.

Para aplicarlo debemos remover bien el yogur con antelación y una vez que esté más bien líquido con los dedos o una espátula lo vamos aplicando sobre nuestros ojos y lo dejamos actuar un ratito (con un minuto aproximado es suficiente)

Cuando pase el tiempo de espera, con un disco de algodón lo vamos a ir retirando todo de nuestros ojos, vais a ver como toda la pintura se va al instante y de nuevo os aconsejo que aclaréis con abundante agua y un jabón si queréis.

Aceite de oliva

Seguro que esto si que lo habéis oído más a menudo y es que el aceite de oliva es de lo más maravilloso para desmaquillar de forma rápida y segura nuestra piel, aunque es cierto que se recomienda sobre todo para las personas con la piel más seca, aun así lo puede usar todo el mundo.

Para usarlo es muy sencillo, tan solo tendremos que mojar un disco de algodón en un poco de aceite y empaparlo bien para luego pasarlo por nuestros ojos y ¡tachan! adiós a todo el maquillaje. También podéis usar los dedos si lo preferís.

Al final de todo lo ideal es aclarar la zona con abundante agua y un jabón neutro si queréis.

Aceite de avellanas

El aceite de avellanas es muy similar al de oliva y el proceso es exactamente el mismo, con la única diferencia de que este aceite no es tan graso y por lo tanto se recomienda que las personas con la dermis más grasa cambien el de oliva por un aceite de avellanas para que obtengan resultados mucho más maravillosos y saludables.

Aceite de jojoba o de coco

Como veis, prácticamente cualquier aceite es perfecto e ideal para desmaquillar, aunque aquí os esté hablando solo de los más comunes a la hora de hacerlo.

Tanto el aceite de jojoba como el de coco se usan mucho en el mundo de la cosmética, pero seguro que pocas veces lo habéis usado de forma solitaria y natural, es decir, sin que vayan acompañados en cualquier producto.

El proceso de aplicación es idéntico al del aceite de oliva o avellanas, por lo que ¡es realmente sencillo y rápido!

Sustancias naturales

Como veis, lo único que necesitamos para poder hacer rutinas de cuidado facial son ingredientes naturales, económicos (porque ya los tenemos en casa para otros fines), con un proceso sencillo y rápido, de una manera saludable y respetuosa con la piel, etc. ¿Se puede pedir algo más?

Ahora bien, esto solo son ingredientes naturales con los que podemos desmaquillar nuestros ojos, pero sin embargo no son recetas más elaboradas, ¡tranquilos! que también existen y os voy a hablar de algunas de ellas para que veis que maravilloso puede llegar a ser un desmaquillante casero.

Recetas de desmaquillantes de ojos casero

Seguro que cuando estabais leyendo el apartado anterior habéis pensando “pero ¿y las recetas que nos prometió al principio del artículo?” ¡pues aquí están!

Os voy a hablar sobre recetas sencillas, rápidas de hacer y muy económicas para que todo el mundo pueda hacerlas en casa y salgan encantados con ellas, así que ¡manos a la obra!

Antes de empezar con las recetas os dejo por aquí un artículo donde encontraréis los pasos fundamentales y correctos de desmaquillar la zona de los ojos: ¿Cómo desmaquillar los ojos correctamente?

Receta de aceites vegetales y vitamina E

Ya solo con el nombre puede llegarnos hasta el alma, un desmaquillante a base de aceites y vitaminas lo único que puede aportarnos son buenos resultados y buen trato hacia la piel.

Esta receta la puede usar todo el mundo, si queréis podéis modificarla un poco y hacerla más vuestra, como por ejemplo usar cualquier otro aceite que os guste más, aunque así tal y como os la cuento ¡es maravillosa!

Ingredientes

  • 60 gramos de aceite de almendras dulces
  • 80 gramos de agua desmineralizada
  • 60 gramos de aceite de ricino
  • 2 gotas de vitamina E

Todos estos ingredientes los podéis encontrar en cualquier herboristería, a un precio super asequible y además con lo poquito que tenemos que usar ¡nos cundirán mucho!

Proceso de fabricación

  1. Lo primero que debemos tener muy seguro es la limpieza del recipiente donde vayamos a mezclarlo todo, ya que de la otra forma podríamos contaminar todo nuestro desmaquillante.
  2. Una vez que lo tengamos todo bajo control, vamos a añadir como primer ingrediente el agua desmineralizada y a continuación los dos aceites (almendras dulces y ricino)
  3. Por último añadimos las dos gotas de vitamina E que ayudarán a conservar un poquito nuestro querido desmaquillante de ojos y además también nos aportará beneficios.
  4. Una vez que ya tenemos nuestro querido desmaquillante más que listo es el momento de ponerlo en el envase final, debe ser un botecito de color oscuro y de un material como el vidrio o el cristal para evitar que se estropee.

Muy importante que antes de usarlo lo agitemos muy bien, para que los aceites de mezclen con el agua y la vitamina y los resultados sean mucho más satisfactorios.

Receta de aceites y vitamina

Receta de limón, té verde y manzanilla

Aunque también es una receta que puede usar todo el mundo, la realidad es que se recomienda mucho más su uso a aquellas personas con la piel más grasa. Como consejo os diré que si tenéis una piel muy seca uséis la receta anterior o simplemente eliminéis el limón, ya que puede resultar un poco astringente y puede llegar a resecar la dermis si ésta es especialmente sensible o predispuesta a la sequedad.

Ingredientes

  • Zumo de medio limón
  • Una cucharada grande de una infusión de té verde
  • Una cucharada grande de una infusión de manzanilla
  • 400 mililitros de agua para las infusiones

Si queréis añadir más té verde y manzanilla podéis hacerlo, ya que son sustancias que no causarán ningún daño en la piel, eso si sin pasarse.

Proceso de fabricación

  1. El primer paso será exprimir el medio limón y verterlo en un recipiente, muy importante que este esté limpio para evitar contaminaciones.
  2. Acto seguido preparamos la infusión de té verde y de manzanilla con los 400 mililitros de agua, no importa si son hojas naturales o bolsitas, las dejamos enfriar un poco y cuando estén templadas las vertemos en el recipiente del limón.
  3. Por último solo queda verterlo todo en un envase de color oscuro, remover y agitar muy bien antes de cada uso para que se mezcle todo.

Y con estos simples pasos tenemos nuestro segundo desmaquillante de ojos natural y casero más que listo para usarlo siempre que queramos.

Receta de limón, té verde y manzanilla