El café además de ser el estimulante matutino preferido por millones de personas, también puede ser un gran exfoliante. Por eso, vamos a hablarte hoy sobre el exfoliante de café: beneficios y cómo hacerlo.

El café puede ser tu mejor aliado para eliminar todas esas células muertas que tienes acumuladas en tu dermis sin que tengas que acudir a productos cosméticos. Podrás hacerlo con tus propias manos y descubrir que será tu ingrediente esencial para el cuidado de tu piel.

El único problema que puedes encontrar es que el aroma no te guste demasiado ya que el café tiene un aroma fuerte de manera natural. Aunque si te gusta su aroma, entonces no tendrás problema en absoluto.

Acabará con las células muertas de tu piel y aunque no se desprendan de forma natural al acabar su ciclo vital, el exfoliante de café se ocupará de que tu dermis vuelva a tener todo el brillo que merece.

Vas a aprender a hacer tu propio exfoliante de café y sin necesidad de gastar dinero en otros cosméticos, ¡no te pierdas todo lo que te vamos a contar a continuación!

El exfoliante de café

No necesitas muchos ingredientes para que tu exfoliante sea un éxito en tu organismo. Además el café puede exfoliar sí, pero tiene otra característica que puede que te interese: es un guerrero contra la celulitis.

El café es tan buen producto que se utiliza también en productos cosméticos comerciales como mascarillas, contornos de ojos, sérums, etc.

Si tienes la piel sensible deberás ir con especial cuidado porque podría dañarte la dermis, por eso, en el caso del café, la mejor opción es el café molido, que parezca harina. Así será más suave y cuidará tu dermis.

Además, tanto si usas el exfoliante de café casero como si usas otros productos o remedios para exfoliar tu dermis, no deberás usarlo todos los días porque podrías eliminar la capa protectora y perjudicarte más que ayudarte.

Lo ideal es que si tienes la piel grasa o mixta lo hagas dos veces por semana y si tienes la piel normal una vez. Si en cambio, tienes la piel seca, una vez cada dos semanas estará bien y si la tienes sensible, una vez al mes.

Te gustará: Mesoterapia para la celulitis ¿funciona?

Beneficios de la cafeína en la piel

La cafeína tiene ciertos beneficios que está bien que conozcas para cuando lo aplicas de manera tópica. Mira algunos de sus beneficios:

  • Se deshace de las impurezas de la dermis
  • No se acumula el sebo
  • Mejora la circulación de la sangre
  • Previene y combate la celulitis
  • Acaba con las linease expresión
  • Reduce las estrías
  • Potencia la regeneración de las células
  • Tendrás una piel suave y bien cuidada
  • Evitarás el envejecimiento prematuro
  • Lucha contra el acné
  • Acaba con las ojeras
  • Acelera la cicatrización de la dermis

Cómo hacer un exfoliante de café

Ahora que ya sabes todo lo bueno que tiene la cafeína aplicándolo de manera tópica ha llegado el momento de que hagas tu propio exfoliante tanto para el rostro como para el cuerpo.

Si tienes la piel sensible en tu cuerpo será necesario que el café esté absolutamente molido, y éste tipo de textura será el adecuado también para realizar un exfoliante casero para tu rostro, ya que es una zona muy delicada de tu cuerpo.

En cuanto al exfoliante corporal el café podrás molerlo con un grano más o menos grande, dependiendo de cuáles sean tus necesidades en cuanto a la exfoliación y tipo de dermis.

Si no sabes moler el café lo puedes comprar ya molido y usar ese mismo, la textura será perfecta. No te pierdas algunas de las recetas más efectivas para que puedas usarla hoy mismo si es lo que quieres.

Sigue leyendo porque te va a gustar: Somatoline anticelulitis: mi opinión

Receta para tu cara

Necesitarás:

  • 1 cucharada de café
  • 1 cucharada de miel
  • 1 cucharada de azúcar

Cómo hacerlo:

Mezcla todos los ingredientes hasta que tengas una pasta bien conseguida y aplica la mezcla en el rostro pero sin hacerlo en la zona de los ojos. Haz pequeños masajes circulares y deja que la sustancia actúe durante 10 minutos.

Una vez pasado el tiempo aclara la sustancia restante con agua tibia hasta que no te quede ningún rastro.

Con el azúcar tendrás un alimpieza profunda. La miel y el cacé te ayudará a regenerar la dermis y a limpiarla en profundidad.

Receta para el cuerpo

Otra opción es que uses el exfoliante para el cuerpo. Es muy fácil, necesitarás:

  • 2 cucharadas de café
  • 1 yogur natural (sin edulcorantes ni azúcar añadido).

Cómo hacerlo:

Tendrás que mezclarlo todo bien hasta que quede bien unificado. Después extiende por las zonas que quieras tratar y esta combinación es ideal sobre todo si tienes la piel sensible, aunque puedes usarlo con cualquier tipo de dermis.

Lo bueno es que la exfoliación es poco agresiva y además muy efectiva. No tendrías que padecer nada y tendrías unos resultados maravillosos.

Seguro que te interesa: Masajeador de celulitis de Mercadona

También para otros usos

Lo bueno que tiene la cafeína como te hemos explicado anteriormente es que también puedes usarlo para otras finalidades además de la exfoliación. Puedes usarlo para eliminar las estrías y también para acabar la celulitis.

Por ejemplo para acabar con las estrías solo tendrías que poner en un bol dos cucharadas de café, dos de gel de aloe vera y un poco de agua tibia.

Mezcla todos los ingredientes hasta que consigas una pasta.después aplica el ungüento en las zonas afectas, deja actuar 15 minutos y aclara con agua tibia.

Por otra parte, si lo que quieres es acabar con la celulitis, también puedes conseguirlo. Para ello solo tienes que coger una taza de café, echarle una clara de huevo y una cucharada sopera de aceite de oliva. Mezcla todo bien hasta que tengas una pasta.

Luego, aplica la sustancia en las zonas que quieras tratar y espera 15 minutos. Pasados este tipo enjuaga toda la sustancia con agua tibia para eliminar todos los restos.

Hazlo bien

Es importante que seas continuo/a con la exfoliación y que lo hagas asiduamente, con los espacios de tiempo determinados dependiendo de tu tipo de piel. Pero además, para que funcione este remedio deberás aplicarlo bien.

Si no lo haces bien no tendrás los beneficios que esperas del remedio casero y por lo tanto, te decepcionarás… Pero si lo haces bien, sentirás todos los beneficios que te puede aportar. Recuerda los siguientes pasos cuando quieras aplicarte el exfoliante:

  • Aplica la sustancia cuando estés en la ducha. Así la piel al estar húmeda y los poros dilatados, será más efectivo.
  • En la cara, deberás haber lavado previamente bien tu rostro.
  • Tendrás que extender la loción con masajes circulares en ascendente y sin apretar mucho.
  • Para el cuerpo puedes usar un guante exfoliante o una esponja.
  • Para el rostro puedes usar un cepillo exfoliante que te vaya bien.
  • Cuando lo apliques deja que actúe durante 15 minutos y después retira el producto con agua tibia hasta queso te quede ningún resto de la sustancia.
  • Al acabar usa una crema hidratante para el cuerpo o un tónico para tu cara.

No te lo puedes perder: Descubre el mejor exfoliante de cara y cuerpo

La combinación con el cepillado en seco

Si quieres que tenga una mejor efectividad lo ideal es que combines la exfoliación con el cepillado en seco. El cepillado en seco te ayudará tanto a mejorar la exfoliación como a mejorar la celulitis en caso de quieres acabar con ella.

Con el cepillado en seco podrás estimular la circulación de la sangre y la exfoliación será más efectiva. Tendrías que hacerlo antes de meterte en la ducha y ya cuando te metas, aplicar el ungüento.

Para el cepillado en seco, lo mejor es hacerlo desde la parte baja de las piernas y llegar a los muslos pasando por los glúteos. Nunca aprietes demasiado para no irritar tu piel innecesariamente.

Conclusiones

Como has podido ver, la cafeína es excelente para los tratamientos de belleza por todos los beneficios que puedes obtener. Puedes aplicarlo como exfoliante para acabar las células muertas, tener la piel mucho mejor o también como remedio para estrías o para celulitis.

Ahora que ya sabes mucho más sobre exfoliante de café: beneficios y cómo hacerlo, podrás disfrutar de todas sus ventajas en primera personal. Hazlo respetando el tiempo entre exfoliación y exfoliación y verás que todo marchará sobre ruedas, ¡no te vas a arrepentir!