exfoliante casero¿Te gustaría saber cómo hacer un exfoliante corporal casero? Algunas usuarias son partidarias de aplicar este tipo de remedios elaborados a base de productos y alimentos naturales.

Lo cierto es que para cuidar correctamente la dermis necesitamos una gran cantidad de cosméticos, por ello, las versiones caseras pueden ser una solución si queremos ahorrar algo de dinero.

Gracias a la exfoliación lograrás un tacto más suave, una mayor luminosidad y, en definitiva, un mejor aspecto. Además, te ayudará a prevenir la aparición de ciertas irregularidades.

4 recetas para hacer un exfoliante corporal casero

Estas son nuestras 4 recetas de exfoliantes caseros. Como podrás comprobar, resultan muy sencillas de preparar y seguro que la mayor parte de ingredientes los tienes en casa. ¡No olvides tomar nota!

Café y aceite de almendras

exfoliante cafe casero

La cafeína es una sustancia muy eficaz para combatir la temida celulitis. Si sufres de piel de naranja por la zona de los muslos o glúteos, esta opción será tu preferida. Por otro lado, el aceite de almendras te otorgará hidratación y suavidad.

Solo tienes que mezclar en un bol de cristal dos o tres cucharadas de café molido junto con aceite de almendras dulces.

Cuando se elabore una pasta, aplícala por el cuerpo con un masaje.

Sal marina con aceite de oliva

exfoliante sal aceite

Con este método logramos una limpieza y exfoliación más profunda debido al grosor de los granos de sal. En caso de que sufras sensibilidad, es mejor optar por un grano más fino.

Mezcla media taza de sal marina con unas cucharadas de aceite de oliva. Este último ingrediente posee un alto contenido en vitamina E y ayuda a la dermis seca y agrietada.

Puedes utilizarlo en zonas específicas como talones, codos y rodillas.

Bicarbonato con harina de avena

exfoliante avena

El bicarbonato se emplea en una gran cantidad de cosméticos naturales debido a sus propiedades. Destacamos su efecto limpiador, ya que elimina las células muertas de la piel.

También posee poder antiinflamatorio y funciona como un antiséptico que evita la infección de pequeños brotes y heridas.

Seguro que ya conoces los beneficios de la avena: alivia el picor, tiene acción calmante, mejora los eccemas y limpia los poros en profundidad. 

Para elaborar esta receta solo tienes que incorporar en un recipiente limpio dos cucharadas de bicarbonato de sodio, dos cucharadas de avena en copo y un poco de agua tibia.

Chocolate con aceite de uva

exfoliante cacao

Si eres una apasionada del chocolate, ahora también puedes untarlo por todo tu cuerpo para lograr un tacto suave como el terciopelo.

El cacao ayuda a combatir alteraciones en la dermis como la inflamación. Además, también se encarga de activar la circulación y contiene antioxidantes que nos protegen de los famosos radicales libres.

El aceite de uva es rico en ácidos grasos insaturados, por lo que presenta un efecto reparador y protector.

Para elaborar este exfoliante natural necesitarás: media taza de azúcar, la añadiremos para aumentar la eficacia de la limpieza, ¼ de taza de aceite de uva, y dos cucharadas de cacao en polvo.

Vierte todos los ingredientes en un frasco de cristal y ¡listo! Su olor hará de tu ducha una experiencia muy agradable.

Te interesa: Cómo eliminar la celulitis

Recomendaciones a tener en cuenta

Antes de ponerte manos a la obra a elaborar las recetas anteriores, existen varios aspectos que debes tener en cuenta:

  • Los alimentos, así como aceites u otros ingredientes que escojas, han de ser naturales. Por ejemplo, no recomendamos emplear un aceite de almendras repleto de químicos o sustancias poco respetuosas.
  • Presta atención a la fecha de caducidad. Si empleas productos caducados podría resultar peligroso.
  • Para mantener la mezcla utiliza un bote de cristal opaco previamente desinfectado. De este modo, no penetrará la luz y se mantendrán las propiedades.
  • Conserva las recetas en el frigorífico y no prolongues su uso más allá de 3 días.
  • En caso de zonas sensibles, como el cuello y el escote, utiliza granos finos. El proceso resultará más placentero y se evitarán algunos riesgos.

Cómo aplicarlo paso a paso

El método de aplicación de estos exfoliantes resulta muy sencillo:

  • Utilízalo siempre en la ducha. Limpia la zona correctamente para tener la piel húmeda. De este modo, el producto se repartirá mejor y causará menos daños.
  • Aplícalo con movimientos circulares. No ejerzas demasiada presión, ya que podrías dañar la tez.
  • Puedes emplear un guante especial para limpiar en profundidad y dejar un tacto mucho más suave.
  • Por la zona de las piernas, muslos y glúteos puedes realizar movimientos en dirección ascendente para favorecer la circulación.
  • Retira la mezcla con agua tibia hasta que quede totalmente limpia.
  • Te recomendamos terminar la ducha aplicando agua fría. Seguro que sentirás una mayor sensación de ligereza.
  • No olvides utilizar una buena crema hidratante corporal. La piel la absorberá más rápido y se potenciarán los resultados.

Otros ingredientes recomendados

enzimas papaya

Además de las propuestas que hemos mencionado anteriormente, existen otros ingredientes que son muy eficaces en la exfoliación:

  • Limón. Contiene unas sustancias denominadas alfahidroxiácidos que se encargan de acabar con la piel muerta. Además, aclara e ilumina la dermis.
  • Yogur. Gracias al ácido láctico funciona como un potente exfoliante natural.
  • Papaya. Esta fruta es perfecta para personas que sufren sensibilidad, ya que otorga una limpieza delicada.
  • Arroz. Puede emplearse molido o en grano. Absorbe la grasa y ayuda a mantener los poros limpios.
  • Vinagre de manzana. Nos permite eliminar los residuos acumulados con mayor facilidad. Basta con pasar un algodón empapado en este vinagre por la zona a tratar.

Exfoliantes caseros VS comerciales

Respecto a si los remedios caseros son efectivos, podemos garantizar que sí otorgan buenos resultados.

A pesar de ello, las versiones comerciales siempre serán más potentes. Eso sí, en el mercado existen miles de opciones, por lo que debemos saber escoger los mejores exfoliantes naturales que contengan ingredientes de calidad.

En cuanto a las desventajas que presentan los productos elaborados en casa, resaltamos las siguientes:

  • Debemos invertir nuestro tiempo en crearlas.
  • No se conservan demasiado tiempo. Los ingredientes terminan perdiendo sus propiedades.
  • Es necesario saber qué productos mezclar para que realmente resulte efectivo.

¿Cuándo debemos exfoliar el cuerpo?

Este proceso debe realizarse una o dos veces por semana. Nunca se recomienda abusar de la exfoliación, puesto que podría causar irritaciones y la tez se mostraría más sensible ante los rayos ultravioletas y otros factores ambientales.

Por otro lado, los días de cada sesión han de estar separados para que la dermis descanse y se recupere del proceso.

Conclusión

La exfoliación es un paso que jamás debemos saltarnos en nuestra rutina de cuidados. A pesar de ello, tampoco es recomendable abusar de estas sesiones.

Los productos comerciales naturales otorgan buenos resultados, pero si lo prefieres puedes crear tu propia versión en casa atendiendo a las necesidades de tu piel.

Ahora que ya sabes cómo hacer un exfoliante corporal casero, ¿te animas a probar algunas de nuestras recetas?