Si estás pensando en exfoliar tu piel, entonces es más que probable que quieras saber más cosas sobre el temas, como por ejemplo: exfoliante enzimático: qué es y las mejores opciones. Si es así, ¡estás en el lugar correcto!

Con el exfoliante enzimático conseguirás tener una piel muy bien cuidada y además mucho más suave siempre que lo hagas correctamente. Es una manera de mimar tu piel sin que se te irrite y además siempre con resultados satisfactorios.

Cuando se exfolia la piel se hace porque las células muertas que se acumulan sobre la superficie de la dermis, realmente pueden hacer que el aspecto de la misma se deteriore. Las células dérmicas están en las subcapas de tu piel para cumplir un cometido.

Estas células viajan a través de las subcapas de la dermis para que de esta manera tu piel esté más sana y radiante. Lo que ocurre que cuando llegan a la superficie de la dermis ya habrán cumplido su ciclo vital y se mueren.

Cuando las células mueren lo normal y natural es que se desprendan solas de la piel, pero no siempre es así. Cuando no se desprenden se acumulan y harán que tu piel se vea más fea, menos saludable y menos bonita.

Es con la exfoliación la forma de poder eliminar estas células muertas y que tu dermis se regenere. Y es con la exfoliación enzimática cómo se consigue esto sin que tengas que sufrir ningún tipo de irritación, por lo que es ideal para las pieles más sensibles.

Esta información no te lo puedes perder: Somatoline anticelulitis: mi opinión

Tipos de exfoliantes

Como te hemos avanzado más arriba, el exfoliante enzimático te ayudará a tener una piel mucho más cuidada. Lo puedes imaginar como un peeling que regenera tu piel. Para poder escoger el que vaya bien para ti es necesario que primero conozcas cuáles son los tipos que existen.

Hay tres tipos de exfoliantes que debes conocer que se conocen dependiendo de su procedimiento: mecánico, químico y enzimático.

  • Mecánico: arrastran las células a través de los granos del exfoliante.
  • Químico: los ácidos del exfoliante arrastran las células y las eliminan.
  • Enzimático: funciona a través de las encimas y es el menos agresivo que existe.

Si has probado los dos primeros y no te han ido bien porque son demasiado agresivos para tu tipo de piel, entonces es buena idea que pruebes con el exfoliante enzimático puesto que de esta manera cuidarás tu piel y obtendrás igualmente buenos resultados.

La exfoliación enzimática

Con este procedimiento tu piel volverá a brillar y a estar más saludable. Se consigue con las enzimas vegetales del producto. Normalmente con frutas, aloe vera y/o fermentos de verduras. Al ser una opción de lo más natural estarás mimando mucho mejor tu dermis.

Cómo funciona

Las enzimas que entran en contacto con tu dermis penetran en las subcapas de tu piel. Detectan cuáles son las células muertas y las obliga a que se desprendan de manera definitiva.

Así no se acumulan y no necesitas un tratamiento que sea más agresivo para conseguir los mismos resultados.

Lo mejor de esta manera de exfoliar tu dermis, además de que no es agresivo, es que no daña las células vivas de tu dermis (cosa que los otros tipos de exfoliaciones sí hace). Las células de tu piel seguirán con su ciclo vital.

Te gustará: Masajeador de celulitis de Mercadona

Beneficios

Como has podido comprobar parece un exfoliante de lo más suave para tu dermis, y es verdad… pero es que además también te aportará ciertos beneficios que harán que te sientas de lo más atraído/a por este tipo de exfoliación.

  • Deja tu piel más luminosa
  • Las células muertas se desprenderán solas
  • Tendrás una dermis limpia y uniforme
  • No sufrirás rojeces ni irritaciones innecesarias
  • Los poros estarán limpios
  • Tendrás menos probabilidades de sufrir granos
  • Las células vivas no quedarán dañadas
  • No sentirás que tu dermis está reseca ni tirante
  • Tu piel estará más elástica y con mayor flexibilidad

Cómo se utiliza

Tanto los exfoliantes en crema, mascarillas o polvos necesitan agua para activarse. Siempre deberás tener el rostro u otra zona del cuerpo que vayas a usar limpio y seco y usar el agua después para la activación de las enzimas.

Tendrás que aplicarte la sustancia y no es necesario que hagas masajes ni nada por el estilo. Solo tendrás que aplicarlo y esperar 15 minutos para que las enzimas hagan su trabajo.

Después de que pasen estos minutos tendrás que lavar el rostro o la zona empleada con abundante agua tibia.

Puedes hacerlo una o dos veces por semana sin importar el tipo de piel que tengas porque aunque la tengas muy sensible, como este procedimiento te la cuida bien no deberás temer nada.  Es importante que recuerdes que a sustancia no debe entrar en contacto con los ojos.

Esto es necesario recordarlo porque la piel de los ojos y su contorno es muy sensible, es la zona donde la piel es más fina por lo que debes tener siempre especial cuidado en esta parte de tu cuerpo.

Este tipo de exfoliante no es solo para personas con pieles sensibles, puede usarlo cualquier persona sin importar el tipo de piel porque es un procedimiento respetuoso.

No te lo puedes perder: Descubre el mejor exfoliante de cara y cuerpo

Los mejores exfoliantes enzimáticos para ti

Una vez que te hemos comentado todo esto, es normal que quieras conocer algunos productos de este tipo para poder usarlos en tus rutinas de belleza corporal diarias. Además, al saber que es una exfoliación suave, segura y efectiva, ¡querrás hacerlo siempre!

Como te hemos comentado más arriba, las enzimas detectan las células que están muertas, las preparan y se caen gracias a la detección del cemento intercelular. Las enzimas se dan cuenta de lo que está deteriorado y actúa.

Ahora que ya sabes más respecto a este tipo de productos, ¡solo te queda escoger el mejor producto para ti! Te contamos cuáles son algunas opciones que te gustarán con creces.

 

Black Baccara de Miriam Quevedo

Puedes encontrarlo en Amazon por un precio entre 30 y 60 euros. Tiene buenas críticas y está elaborado a través de frutas como la piña y la papaya. Tendrás una piel increíble gracias a las enzimas de las frutas pero también por la ceniza volcánica que encuentras en su composición.

Esta ceniza al entrar en contacto con el agua, se transforma en una genial espuma limpiadora y tiene una textura que te gustará.

En su composición también puedes encontrar azufre bio y piedras preciosas, ¡todo un lujo para tu dermis!

Verso SkinCare Enzyme Peel

Este producto no es apto para todos los bolsillos ya que lo encuentras por un precio de 169 euros en Amazon. Si tienes la oportunidad de probarlo, entonces te animamos a que lo hagas porque te gustará.

Acabará con todas las impurezas de tu piel y las células muertas desaparecerán de tu superficie dérmica. Además, la regeneración permitirá que tengas una piel radiante y siempre saludable.

Natura bissé Diamond Cocoon Enzyme Cleanser

Este producto está en Amazon y tampoco es un producto que pueda permitirse todo el mundo ya que tiene un precio de poco más de 72 euros.

Como suele ocurrir, su precio más elevado es por la composición que tiene porque es eficaz y es ideal para cualquier tipo de piel. Puedes usarlo dos noches por semana para ver buenos resultados y las enzimas trabajarán más y mejor de manera nocturna.

Caudalie Mascarilla peeling de glicólico

Este producto es más asequible ya que en Amazon tiene un precio de 22 euros, aunque el bote es bastante pequeño ya que solo es de 75 ml. Es una mascarilla facial que parece un peeling profesional.

Tu rostro estará exfoliando de maravilla y habrá sido de la manera más suave posible. Puedes usarlo dos veces por semana, siendo la noche la mejor opción.

Seguro que te interesa: Exfoliante de café: beneficios y cómo hacerlo

Conclusión

Como has podido comprobar, los precios varían considerablemente entre productos pero dependerá de ti y de tu capacidad económica que escojas un producto u otro. Para saber si un producto te va bien o no, lo importante sobre todo es probarlo antes.

Este tipo de exfoliación es tan “especial” gracias a las enzimas. Además, la piel del rostro es extremadamente sensible por lo que este tipo de exfoliación es la que mejor le irá sobre todo si tienes la piel sensible y otros procedimientos no te han ido bien.

También puedes usarlo si simplemente no te gusta la idea que después de usar otros tipos de exfoliación tu rostro quede con rojeces o irritaciones a causa de los granos de los exfoliantes más agresivos.

Ahora que ya sabes más sobre el exfoliante enzimático: qué es y las mejores opciones, podrás escoger con mayor criterio este producto y así, disfrutar de todos sus beneficios sobre tu dermis. ¡A disfrutar de una piel más radiante en tan solo pocas semanas de uso!