Cuantas veces os habéis preguntado ¿Qué hago mal para no ver buenos resultados en mi piel? o ¿si uso todos los cosméticos que necesito porque no mejora el estado de mi dermis?

La respuesta quizás reside en un lugar que dejamos pasar por alto y ese lugar es la limpieza de la piel, es cierto que buscando como locos 😵 productos que nos cuiden y nos ofrezcan diferentes propiedades, que estamos siempre a la última en cosmético de cuidado facial y que a veces nos dejamos un dineral en ellos pero que nada de eso vale la pena, pues nuestra piel no mejora.

Y  ahora yo os pregunto ¿laváis vuestra cara con la frecuencia ideal?, ¿lo hacéis de forma correcta?, estoy segura que la gran mayoría de casos en los que no vemos mejoras en la piel se encuentran detrás de una falta de limpieza y una sobre carga de cosméticos, es decir, el hecho de poner y poner productos pero no limpiarla como debemos.

En este artículo abordaremos este tema y veremos cual es la frecuencia ideal para limpiar nuestra piel, además de conocer la forma correcta de hacerlo para que podamos conseguir todo eso con lo que siempre hemos soñado.

Importancia de lavar la cara

El origen de una piel castigada

La piel como cualquier otro órgano de nuestro cuerpo sufre el olvido de los cuidados, el paso del tiempo y la incidencias de los factores exteriores, por lo tanto puede verse con un aspecto castigado, falta de luz, llena de imperfecciones, etc en general, un aspecto que a nadie le gustaría lucir 😕.

Seguro que alguno de vosotros habéis sufrido esto o quizás lo estéis sufriendo ahora y no sepáis bien el porqué de todo ello si vosotros os esmeráis y os preocupáis de cuidar vuestra dermis, pero ¿Cómo la cuidáis?

Hoy en día solemos usar cosméticos por impulso, es decir, vemos un producto anunciado en la tele y nos lanzamos de cabeza 🤸‍♀️ a buscarlo, lo vemos en las redes sociales y lo mismo, incluso nos lo recomienda algún amigo o familiar y caemos en el error de pensar que a nosotros nos irá igual de bien que a ellos, sin ni siquiera preocuparnos de conocer si este cosmético es adecuado para nuestro tipo de piel o si es realmente sano.

Pero el mayor problema de todos reside en que hemos olvidado por completo que lo primero que debemos hacer es mantener sana y limpia nuestra piel, debemos dejar a un lado el uso de los cientos de cosméticos que usamos al día y fijarnos un poco más en darle una buena tregua, limpiarla 🧼 como se merece y dejarla descansar.

¿Por qué hemos olvidado la limpieza?

Muchas veces nos preguntamos el por qué hemos olvidado este paso tan fundamental, muchos expertos han estudiado este hecho y no paran de decirnos que hemos olvidado lo realmente importante y nos estamos fijando en aspectos que quizás no tienen tanta importancia.

La primera razón de que olvidemos siempre la limpieza facial es la falta de conocimiento, es decir, lo que hemos tenido inculcado desde pequeños. Crecemos deseando ver nuestro rostro maquillado y lleno de cosméticos para tener una piel más radiante, pero ¿alguien nos enseña la importancia de lavar nuestra cara?

Otro aspecto que también influye mucho es la pereza 😪 que nos supone ponernos a desmaquillar nuestra piel cuando llegamos a casa después de un día agotador y estamos tan cansados que preferimos irnos a la cama y dejar la rutina para la mañana siguiente. Lo que no sabemos es que la rutina de limpieza en la noche no nos llevará más de cinco minutos y nos iremos a la cama con una sensación mucho más placentera y tranquila.

Esto solo son dos razones de las muchas que hay sobre lo olvidado que se encuentra un paso tan fundamental como es la limpieza.

Aún así debo deciros que afortunadamente cada día somos más conscientes de ellos, gracias a que tenemos mucha  información a mano y a que cada vez somos más conscientes del cuidado de la dermis, por lo tanto estoy segura que todos los que hoy estáis aquí es porque queréis cambiar y empezar a cuidar de una vez por todas de la única piel que tenéis para toda vuestra vida 🤗.

Cada vez somos más conscientes de la necesidad de cuidar nuestra piel

A pesar de que el cuidado de la piel no es algo que siempre haya estado muy presente en nuestras vidas, no tanto como por ejemplo el hecho de estar a la última en las tendencias de maquillaje, pero aún así podemos decir que afortunadamente esto es algo que estamos dejando atrás 🎉.

Lo estamos dejando atrás porque hoy en día somos más conscientes de que nuestra dermis necesita cuidados para poder estar radiante y llena de luz.

El primer paso para conseguir una dermis con la que siempre hemos soñado es mantenerla siempre limpia, lavarla a diario y con la frecuencia ideal, que veremos un poco más abajo.

De esta manera siempre podremos lucir una piel libre de impurezas y partículas que la obstruye, pro lo tanto siempre estará lista y preparada para regenerarse, eliminar las células muertas y dar lugar a otras nuevas.

Dicho esto y llegados  ala conclusión de que cada vez nos importa más nuestra piel 🤗, es momento de comenzar a hablar sobre la limpieza en sí y sobre cuantas veces debemos realizarla.

Frecuencia ideal: lavar nuestro rostro dos veces al día

Pues sí, ya os lo he dicho, la frecuencia ideal de lavar nuestra cara es de dos veces al día todos los días de nuestra vida, solo así conseguiremos todo aquello con lo que siempre hemos fantaseado, una piel de ensueño 🤤.

Los expertos coinciden en que lavar nuestra cara una sola vez al día no es suficiente para mantenerla siempre libre de todo aquello que la obstruye y la estropea, pero que tres o más veces tampoco es lo ideal, ya que podríamos estar eliminando el propio aceite natural de nuestra piel y por lo tanto la estaríamos dejando débil y expuesta a cualquier factor externo.

Por lo tanto, llegamos a la conclusión de que lo ideal es sin lugar a dudas lavar nuestra cara dos veces al día, aunque como excepción os diré que en determinados tipos de pieles y determinadas circunstancias se puede recomendar lavarla tres veces, aunque no es lo habitual 🧼.

Los mejores momentos para realizarla son muy subjetivos, ya que cada persona es un mundo y por lo tanto cada uno de nosotros tendremos unos horarios y un estilo de vida completamente diferente, aunque lo que si es cierto es que la gran mayoría de nosotros seguimos a veces la misma rutina (aproximadamente).

Solemos trabajar o estudiar por la mañana y dormir por la noche, y es ahí donde nos recomiendan que quizás los momentos más ideales son:

  • En la mañana 🌞 cuando nos despertamos para eliminar las células muertas que se han ido acumulando en nuestro rostro debido al proceso de regeneración de la piel, el sudor y diferentes partículas más que se adhieren a nuestro cutis.
  • En la noche 🌒 cuando llegamos a casa o justo antes de irnos a dormir, en este momento estaremos eliminando el maquillaje que hayamos puesto en la piel, las impurezas que se han ido acumulando en nuestro rostro durante todo el día, la suciedad, arenilla, etc.

Como veis estos son los momentos más recomendados pero aún así debéis saber que cada persona debe buscar su momento ideal, en los que más cómodos nos sintamos y donde más lo vayamos a disfrutar.

Frecuencia ideal

Dudas sobre la limpieza diaria de la piel

Ahora que ya conocemos cual es la frecuencia ideal para limpiar nuestro rostro, es momento de abordar algunas de las dudas más comunes a la hora de cuidar de nuestra piel, así que ¡estad atentos!

¿Es correcto que las personas que hagan deporte laven su rostro tres veces al día?

Esta duda es muy común, ya que son muchas las personas que hacemos deporte y que quizás cuando leemos que la frecuencia recomendada es lavar nuestro cutis dos veces al día nos surge esta incógnita 🤷🏽‍♀️ y no sabemos si realmente lo estamos haciendo bien o si por el contrario no debemos lavar nuestra cara tantas veces.

Pero no, no pasa nada si lavamos nuestra cara tres veces al día debido a que hemos hecho algún tipo de deporte,, todo lo contrario es algo completamente necesario, ya que al hacer deporte sudamos y el sudor obstruye los poros de nuestra piel, dejándola completamente sucia y saturada, por lo tanto debemos eliminarlo y para ello es imprescindible realizar una tercera limpieza de la piel.

Y seguro que estáis pensando, pero si lo ideal es lavarla dos veces al día, y si efectivamente es lo ideal, pero si hacemos deporte no nos queda otra que adoptar una rutina de tres limpiezas diarias, el problema vendría si lavamos nuestro rostro más de tres veces, ya que en este caso estaríamos siendo algo agresivos con la dermis y eso podría pasarnos factura.

En definitiva, si habéis deporte debéis lavar vuestro rostro de nuevo, ahora bien si el deporte coincide con la llegada a casa y no volver a salir más a la calle, podéis realizarla por la mañana y luego una vez que lleguéis a casa de hacer deporte y ya os quedéis en casa tranquilos 🤗.

¿Si no estamos maquillados también debemos lavar la cara de forma tan exhaustiva?

Muchas veces pensamos “si no estamos maquillados, lavamos la cara de forma más rápida”, pero la realidad es que no es así.

La piel necesita verse limpia siempre, sin importar el estar o no estar maquillados, ya que no es solo el maquillaje el que obstruye o ensucia la piel, sino que existen muchas más impurezas que debemos eliminar.

Lo que si es cierto es que, en la rutina de limpieza de la mañana no es necesario que usemos un desmaquillante, ya que no tenemos nada de maquillaje que debamos eliminar, es decir, podemos y debemos pasar directamente al limpiador facial.

De esta manera y aunque la piel necesita cuidado en la mañana, es cierto que quizás no sea una rutina tan entretenida por el simple hecho de usar un cosmético menos, el desmaquillante.

¿Es buena ideal llevar a cabo la doble limpieza?

Hoy en día son muchas las personas que desean seguir una rutina de la doble limpieza facial en su piel, ya que desde que esta técnica llego a nosotros ha ido levantando pasiones por donde ha ido pasando.

La doble limpieza está catalogada actualmente como la limpieza facial más completa y profesional, es decir, la más ideal de todas y es por ello que no hay ningún inconveniente en llevarla a cabo pero además no solo eso, sino que se recomienda y los expertos nos animan a que la realicemos 🙌🏽.

La doble limpieza consiste en usar dos tipos de limpiadores diferentes, uno con base oleosa que se encargará de retirar el maquillaje y la suciedad más notable, dejando la piel casi lista y acto seguido usar otro limpiador pero esta vez de base acuosa, que será el encargado de culminar con la rutina, los restos que hayan quedado y el cosmético oleoso anterior, dejándonos una sensación ahora sí, de limpieza total.

Por lo tanto está claro que la limpieza será mucho más profunda y profesional y es por ello que es la más recomendada. Así que ¡es una idea genial llevar a cabo una doble limpieza facial!

¿Será efectivo un limpiador facial casero?

Lo ideal es lavar la cara dos veces al día, eso ya lo sabemos pero ¿obtendremos buenos resultados si esas limpiezas las realizamos con cosméticos caseros? 🌱

La respuesta es un sí rotundo, la cosmética casera está en auge y con ello ahora vemos como surgen mil dudas con respecto a ella y la más escuchada siempre es la misma, la efectividad y los resultados frente a los productos convencionales.

La cosmética casera es igual o más efectiva que una cosmética que compramos, ya que tan solo debemos fijarnos en la posibilidad que tenemos de elegir nosotros mismos los ingredientes que queremos utilizar y está claro que ¡nadie va a elegir sustancias dañinas para cuidar de su piel!

Por otro lado, el trato tan afín que nos ofrecen los ingredientes naturales caseros es tan maravilloso que nuestra piel los adoptará de forma mucho más satisfactoria y por lo tanto los resultados serán extraordinarios.

En definitiva, usar productos limpiadores caseros es una ideal genial, sino ¡comprobadlo vosotros mismos!

Dudas sobre la limpieza facial

Espero que este artículo os haya ayudado a comprender la importancia que tiene lavar nuestra cara dos veces al día y además que os ayude a superar todos esos obstáculos que nos impedían conocer la envergadura de este acto, así que a partir de ahora ¡todos a cuidar y limpiar su piel como si de oro se tratase! 🤩