Todos estamos de acuerdo en la importancia que tiene limpiar la piel, conseguir eliminar cada día todas las impurezas y demás suciedades que se van acumulando en cada poro de nuestro cutis. Para ello usamos limpiadores, desmaquillantes y otros productos que nos ayuden a dejar la piel impoluta 🧼, pero sin embargo casi siempre nos olvidamos de uno de lo más importante.

El tónico facial, el cosmético fundamental y necesario para cuidar de nuestra dermis cada día y curiosamente el que más dejamos pasar por alto, del que prescindimos en numerosas ocasiones y al que no le damos la importancia que realmente tiene. Por lo tanto ¡es el momento de cambiar! 💫

Una rutina de limpieza diaria donde prescindimos del tónico nunca podrá ser completa, siempre nos estará faltando algo, el encargado de tonificar la piel, cerrar los poros y equilibrar el pH natural de nuestra propia dermis, por lo que efectivamente los resultados nunca serán lo mismo.

En este artículo hablaremos del tónico, de la importancia que tiene usarlo y no prescindir de él, de sus uso y de sus funciones, por lo tanto si sois de los que aún no tenéis este producto muy arraigado a vosotros y a vuestro día a día ¡os encantará! 🤩

  • Aquí encontraréis los mejores tónicos de todo el mercado, así que si estáis en busca de vuestro tónico ideal ¡os aconsejo que le echéis un vistazo! 👉 Mejores tónicos faciales 👈

¿Para que sirve un tónico?

El tónico en nuestro día a día

El tónico es realmente fundamental, un producto que hemos estado olvidando durante mucho tiempo y que es momento de valorar como se merece, un producto que siempre ha estado para ofrecernos beneficios y propiedades esenciales y que quizás no hemos sabido ver bien desde el principio.

Porque aunque parezca que no, el tónico lleva muchos años ⌛en el mundo de la cosmética, incluso mucho antes que otros que usamos con más frecuencia.

A pesar de que es cierto que siempre ha sido el gran olvidado, muchas personas lo han venido usando desde hace años, por lo que tiene muchos seguidores que pueden contar lo maravilloso que es en el momento de cuidar de la piel.

Quizás lo hayáis usado alguna vez, pero no sois muy constantes con su uso, si ese es vuestro caso más abajo os daré algunos trucos para que no os pase y ¡siempre estéis dispuestos a usarlo!

¿En qué nos ayudará el tónico facial?

Ahora que somos más conscientes sobre el uso del tónico y sobre el hecho de que realmente debemos añadirlo a nuestra vida, vamos a ver el porque es tan sumamente importante, que hará el tónico en nuestro dermis que lo haga tan esencial en nuestro día a día.

Lo primero que debemos saber es que no solo el tónico es fundamental, sino que en general una buena rutina de limpieza facial es imprescindible para poder lucir siempre un cutis de lo más bonito y espléndido.

El tónico, aunque de esto hablaremos más abajo, suele encontrarse en el segundo o tercer puesto 🥇 de una buena rutina diaria y cuya función será principalmente culminar la limpieza efectuada por el limpiador correspondiente, cerrar los poros para que no se vuelvan a obstruir, equilibrar el pH de nuestra propia piel y por último dejar la dermis preparada para cualquier tratamiento que usemos con posterioridad.

Ahora bien, vamos a hablar un poco más concreta y extendidamente sobre cada una de las diferentes funciones, para que así las conozcamos mucho mejor:

  • Culminar con la limpieza: Siempre el paso previo a nuestro tónico será el limpiador, él se encargará de limpiar y retirar todas las impurezas del rostro, pero nunca bien mal una pequeña ayuda para terminar de retirar cualquier posible resto que haya podido quedar en el rostro. Por esta razón el tónico actuará como un paso posterior al limpiador que nos asegurará una limpieza mucho más satisfactoria.
  • Cerrar poros: Cuando estamos limpiando el rostro, el limpiador mantiene los poros abiertos para poder retirar toda la suciedad que se encuentra obstruida en ellos, algo muy necesario para una buena limpieza, pero el problema viene cuando no usamos posteriormente un tónico para cerrar esos poros, dejándolos abiertos con la enorme posibilidad de volver a obstruirse al instante. Por lo tanto el tónico ofrecerá la función de sellar los poros y dejarlos protegidos ante nuevas impurezas.
  • Equilibrar el pH de la piel: Cuando usamos tantos cosméticos, maquillajes, cremas, limpiadores, desmaquillantes, etc, la piel se resiente y por ende se desequilibra el pH natural de nuestra dermis, algo que tan solo trae problemas mayores con el paso del tiempo. En este caso el tónico también desempeñará la función de equilibrar el pH de nuestra piel y devolverle su estado natural.
  • Preparar la piel: Esta función es maravillosa e imprescindible, ya que para que un cosmético trabaje de forma satisfactoria y nos ofrezca los resultados que estamos buscando, debemos tener la piel completamente preparada y receptiva, de esta manera el producto podrá penetrar y funcionar mucho mejor.

Estas son las funciones que nos ofrece un tónico facial, como veis todas ellas son maravillosas, pero además también son ultra necesarias para poder lucir siempre un rostro sano y radiante. Seguro que ahora mismo estaréis pensando “¿Por qué he prescindido siempre de un cosmético tan maravilloso?”, pero no es preocupéis porque ¡nunca es tarde! 🕘 y hoy es el momento de comenzar a cambiar y a darle la gran oportunidad al tónico facial.

  • Descubre todo sobre el tónico más famoso del mercado ¡y el antiguo también! 👉 Tónico agua de rosas 👈

Momento de uso del tónico en la rutina de limpieza facial

Seguro que todos estáis encandilados con el tónico, un producto que a pesar de llevar muchos años en el mundo de la cosmética, muchas personas lo descubren recientemente, si es vuestro caso ¡seguro que estáis deseando añadirlo a vuestra rutina! 🎉

Pero para poder ofrecerle al tónico un buen lugar y darle la oportunidad de que nos ofrezca unos resultados de lo más satisfactorios debemos saber en que momento de la rutina diaria debemos posicionarlo, ya que no podemos usarlo donde queramos o cuando queramos, todo tiene un orden de funcionamiento óptimo y debemos seguirlo.

La realidad es que el tónico tiene dos momentos, es decir, puede variar de puesto o de orden dependiendo del día y de lo que hayamos realizado en nuestro rostro con anterioridad.

Si hemos decidido maquillarnos en la mañana para salir a la calle o ¡simplemente para vernos guapos!, el primer paso de nuestra rutina de limpieza será el desmaquillante para eliminar toda la pintura que hemos puesto en la piel y así facilitarle el camino al segundo producto, el limpiador que será el encargado de limpiar todo el rostro e ir retirando las impurezas y la suciedad que vayamos encontrando en el cutis, acto seguido es el turno de nuestro querido tónico, cuyas funciones son las que hemos desarrollado en el apartado anterior, luego vendría la crema hidratante y si queréis podéis intercalar el sérum y un exfoliante una o dos veces a la semana.

Sin embargo, si por el contrario un día no nos hemos maquillado porque simplemente no nos apetecía, no será necesario que usemos un desmaquillante por lo que en este caso el turno del maravilloso tónico cambiaría y pasaría a ser el segundo, justo después del limpiador que sería el primero, por lo tanto debemos guiarnos siempre por su producto precedente, el limpiador.

Os dejo por aquí una tabla de ayuda para que podáis visitarla siempre que dudéis sobre el momento del tónico en vuestra rutina, ¡al estilo una chuleta! 📋:

RECORDATORIO DEL MOMENTO DEL TÓNICO

Si previamente nos hemos maquillado el rostro:

  • Desmaquillante
  • Limpiador
  • Tónico
  • Crema hidratante

De manera un poco más completa podéis usar un sérum y un exfoliante un par de veces a la semana.

Si previamente NO nos hemos maquillado el rostro:

  • Limpiador
  • Tónico
  • Crema hidratante

Del mismo modo, si queréis completar la rutina y hacer más profesional, añadir un sérum y un exfoliante un par de veces a la semana.

Como podéis ver el uso del tónico no os supondrá mucho tiempo, en apenas unos minutos tendremos la rutina más de acabada y la piel lo agradecerá enormemente.

El tónico es un cosmético de uso diario, pero es imprescindible que sepáis elegir un buen tónico, es decir, que os fijéis muy bien en su INCI y comprobar que efectivamente cuenta con sustancias buenas y adecuadas para nuestro tipo de piel. Una vez que hayáis comprobado todo eso ¡el tónico será el ideal! 🌟

Momento del tónico

¿Podemos sustituir al tónico con el uso del agua micelar?

Seguro que en innumerables ocasiones habéis oído eso de “¿para qué usar los dos si el agua micelar lo sustituye y realiza la misma función?”, un creencia no muy acertada 😫, aunque no del todo errónea.

Digo que no es del todo errónea porque es cierto que un agua micelar desempeña la función de tonificar, la gran mayoría de ellas la realiza además de otras, por lo tanto eso es cierto pero sin embargo no es cierto que sustituya al tónico.

Realizar esa función no significa que lo sustituya, por la simple razón de que el agua micelar a pesar de ser maravillosa y uno de los cosméticos más adorados por todos (¡y con razón!), nunca podrá llegar a desempeñar todas las funciones, incluida la de tonificar de forma tan profesional como lo haría el propio tónico.

El agua micelar es un cosmético no tan antiguo como el tónico, es decir, es más reciente pero ya lleva muchos años en el mundo de la cosmética, sus funciones son numerosas y por lo tanto maravillosas, yo misma soy muy fan de ellas y pienso que son muy útiles, prácticas y eficaces. Aún así también pienso que un producto capaz de realizar más de una función no podrá llegar nunca a desempeñarlas a fondo, de forma profesional como lo haría otro producto especialmente diseñado para ello.

Por esta razón no creo que debamos prescindir de ninguno de ellos dos 🧖‍♀️, ya que nos pueden aportar muchas cosas trabajando juntos. Así que no, no es buena idea sustituir un cosmético por otro, cada uno de ellos tiene su función propia y nuestra piel agradecería mucho el cuidado con ambos.

¿Es ideal un tónico para tratar pieles grasas?

Esta es otra de las preguntas que podemos escuchar cientos de veces, se piensa que el tónico engrasa la piel o aporta untuosidad en el rostro, por lo que muchas personas creen erróneamente que si tienen la dermis grasa lo mejor es prescindir del tónico.

Como ya sabemos a estas alturas del artículo, el tónico es esencial 🌱 para todo el mundo, nadie debería privarse de su uso pero además las personas con la piel grasa menos aún, ya que el tónico les ofrecerá la posibilidad tan maravillosa de equilibrar el pH de la piel y por lo tanto controlar la excesiva producción de sebo de estos rostros.

Con el uso diario de un tónico facial estaríamos consiguiendo unos resultados maravillosos que nos aportarán un rostro saludable y radiante.

Aún así, para aquellas personas que todavía le siga preocupando más el hecho de que el tónico le engrase la piel, siempre tenéis la opción de elegir un tónico no-comedogénico 🪔, una formulación que nos asegura unos cuidados completamente libres de untuosidad.

  • Para todos aquellos que tenéis piel grasa y buscáis un tónico que cuide de vuestra dermis de forma adecuada y satisfactoria, ¡aquí encontraréis los mejores! 👉 Mejores tónicos para piel grasa 👈

En definitiva, ¡no olvidéis el tónico!

Para finalizar con este artículo me gustaría deciros algo que seguramente ya sabéis por todo lo que hemos ido viendo durante este tiempo, es imprescindible que no olvidemos al tónico, que le ofrezcamos su lugar en nuestra rutina diaria y que aprovechemos todo lo que tiene por ofrecernos.

Para que no os olvidéis de él podéis guiaros por el limpiador, siempre que terminéis de usarlo es el turno del tónico que se encargará de sellar todos nuestro poros y equilibrar toda nuestra piel, os aseguro que en cuanto cojáis la rutina y veáis lo maravillosa y preciosa que deja la piel ¡no os olvidaréis de él!

No importa nuestro género o nuestro tipo de piel, tanto hombres como mujeres deben usar un tónico para cuidar de su dermis, ya que las necesidades son exactamente las mismas 💪🏽. Por otro lado, ya hemos visto que tampoco importa el tipo de piel, todo el mundo lo necesitamos, tanto si tenemos la piel sensible como si la tenemos grasa, así que no lo pensemos más y ¡disfrutemos de este cosmético tan extraordinario!

En definitiva, ¡disfrutemos del tónico!

Espero que a raíz de este post y de todo lo que hemos aprendido juntos sobre el tónico, hayáis cambiado la percepción equivocada que pudieseis tener sobre él, os aseguro que os encantará cuando veáis los resultados tan radiantes y esplendidos que ofrece a la piel.