Como sabréis, porque si estáis aquí es que os interesa, vamos a dedicar este artículo a uno de los cosméticos con más auge en la historia de la cosmética, el agua micelar.

Pero en este caso no solo nos vamos a quedar con hablar de ella a nivel de conocerla y ver para que sirve, sino que vamos a hablar de todos sus usos, todas  las veces que podemos usarla y para que fines. Os aseguro que vais a quedar sorprendidos cuando sepáis para todo lo que la podemos usar.

Como todos sabréis el agua micelar está especialmente diseñada para limpiar el rostro y por lo tanto entra dentro de ese grupo de cosméticos, los limpiadores faciales. Pero no se queda ahí, el agua micelar como buen producto polivalente y todoterreno nos ofrece mucho más y es justo eso lo que vamos a descubrir aquí.

Antes de empezar a hablar largo y extendido sobre nuestra querida agua micelar, me gustaría dejaros por aquí al principio un artículo donde encontraréis las mejores del mercado, así siempre las tendréis a mano para poder elegir aquella que más os guste: Mejores aguas micelares. 

Agua micelar

¿Conocéis al agua micelar?

Lo primero que vamos a hacer es hablar del agua micelar aunque estoy segura que no hay nadie que no haya oído alguna vez hablar de ella, ya que se trata de un cosmético con un auge enorme desde el día de su nacimiento hace ya varios años.

El agua micelar no tiene su origen en la cosmética aunque esto os parezca imposible, ¿cómo es posible que hubiese existido un tiempo en el que no existía el agua micelar para cuidar nuestra piel?

Parece que el agua micelar lleva toda la vida en el mundo del cuidado y la limpieza facial, probablemente por la cantidad de veces que la hemos visto anunciada en la tele o en las redes sociales, también por la cantidad de veces que la hemos oído de la boca de amigos o familiares y la realidad es que hace muchos años que ésta se encuentra en nuestras vidas, pero no fue hasta mucho después cuando la empezamos a descubrir y a usar de forma mucho más asidua y en grandes cantidades.

Origen del agua micelar

Se conoce que su origen se encuentra en el ámbito de la medicina y que se usaba para limpiar y curar heridas, sobre todo las de quemaduras en la piel, ya que se esta manera se comprobó que s efectividad en la limpieza era tanta que no se llegaban a infectar las heridas.

No tardó mucho en pasarse de un ámbito a otro y rápidamente se descubrió que también era efectiva en cuanto a limpiar la piel por lo que se empezó a usar en masa en el ámbito de la cosmética y todas las marcas empezaron a lanzar aguas micelares al mercado.

Así es como este cosmético tan querido hoy en día se fue abriendo paso en el mundo del cuidado facial, pero cabe destacar que no lo hizo poco a poco sino que fue una total revolución y desde entonces hasta ahora se encuentra prácticamente con el mismo auge.

Hoy día podemos decir que el agua micelar es uno de los cosméticos más esenciales en el cuidado diario, ¿quién se puede imaginar sin ella en un día a día?, seguro que todos aquellas que la han usado responderían que nadie, nadie podría prescindir de ella en sus rutinas de limpieza.

Si queréis tener una información más completa sobre lo que es exactamente este cosmético, aunque hablaremos un poco de ello aquí, os aconsejo que le echéis un vistazo a este artículo: ¿Qué es y para que sirve el agua micelar?

¿A qué le debe su efectividad en cuanto a limpiar la piel?

El agua micelar es hoy en día uno de los cosméticos conocidos más efectivos en cuanto a limpiar la piel, por lo tanto es el más usado para ello y como sabréis aquellos que la habéis usado, no deja ni rastro de impurezas o restos de maquillaje, pero ¿a que le debe tanta efectividad?

Muchas veces nos preguntamos si algunos productos son milagrosos, ya que un simple agua micelar que podemos encontrar a un precio medianamente bajo es realmente de lo mejor en cuanto a eliminar la suciedad del rostro, por lo tanto es completamente normal pensar “¿donde está el truco?”

Pues permitidme que os diga que ni hay milagros ni hay trucos en este cosmético, simplemente hay dedicación y una formulación maravillosa, si su formulación es la causante de que se trate de un cosmético tan bueno y la siguiente pregunta es ¿qué encontramos en su formulación?

Las micelas, esas pequeñas partículas que hacen honor a su nombre y que nos aportarán cientos de beneficios a la piel en cuanto a la limpieza. Esta sustancia trabaja como un imán, atrae las partículas de suciedad, impurezas y maquillaje y las deja atrapadas, mientras que las conduce y finalmente elimina del rostro. Todo ello lo hace sin arrastrar la suciedad por la piel, un aspecto que nos beneficiará en cuanto a no dejar restos en el rostro.

Como podéis ver su formulación es bastante peculiar, las micelas son únicamente de este cosmético, aunque ahora ya se usen en otros y es por ello que siempre ha sido el cosmético más eficaz limpiando la piel.

Beneficios del agua micelar

¿Qué beneficios obtendremos en nuestra dermis?

Para todos aquellos que aún no la hayáis usado porque cualquier razón, os voy a hablar en este apartado el porque deberíais hacerlo, estoy segura que al acabar este artículo tendréis todo mucho más claro.

Nuestra piel es un órgano que igual que cualquier otro es fundamental para nuestra existencia, con la única diferencia de que la piel se encargará de protegernos y por lo tanto de proteger a todos los demás, lo que le da un extra de valentía y valor. Además también cabe destacar que es el órgano más grande de todos los que componen nuestro organismo, así que por lo tanto ¿por qué no empezar a cuidarlo como se merece?

Por otro lado, como un órgano que es, necesita su momento de renovación y éste suele llevarlo en la noche cuando nos encontramos descansando, ya que es el mejor momento para que la piel curse a sus anchas y empiece su tan necesaria revitalización. Este proceso consiste en eliminar de la piel todas las células muertas mediando los poros que se encuentran en nuestra dermis y dar lugar a células nuevas que formarán parte de nosotros por un tiempo.

El agua micelar por lo tanto será la encargada de mantener el rostro tan limpio y tan libre de impurezas que facilite enormemente este momento de regeneración, ya que además de limpiar la piel y desmaquillarla, también nos ofrecerá funciones tales como el tonificarla, hidratarla y dejarla completamente preparada.

Por lo tanto, como podéis ver nos ofrece mucho más de lo que al principio tan solo podemos imaginar, aunque todo ello lo descubriremos en cuando nos dispongamos a probarla.

¿Se puede usar en todas las pieles?

Cada piel es diferente o como solemos decir más a menudo “cada piel es un mundo”, por lo tanto es normal que tengamos algunas dudas siempre que nos animemos a usar cualquier cosmético nuevo. En numerosas ocasiones nos han recomendado un cosmético y lo hemos usado con los ojos cerrados pero sin embargo pocas veces nos hemos parado a pensar si esa persona que nos lo ha recomendado cuenta con una dermis igual a la nuestra o si por lo menos el producto es apto para todas las pieles.

La mayoría de las veces solemos cometer este error, el no fijarnos si un cosmético es adecuado o no lo es para nosotros y a causa de ello solemos pensar muchas veces que el producto no es bueno y por ello tenemos críticas negativas, pero quizás el problema esté en que no era para nosotros, sino que simplemente deberíamos haber elegido otro que estuviese recomendado para ser usado o para tratar pieles como la nuestra.

En el caso del agua micelar, la mayoría de las veces son aptas para todo tipo de pieles, ya que se trata de un producto completamente respetuoso y agradable con la piel, por lo que no causaría daños ni en una ni en otra, pero sin embargo también encontramos otras en las que la marca ha querido especializarlas en diferentes tipos de pieles y por lo tanto las encontramos recomendadas para pieles grasas, secas, sensibles, mixtas o normales.

En los casos que estén recomendadas, os aconsejo que elijáis siempre aquella que se adecue a vosotros, ya que aunque es cierto que no suelen causar daños ni empeoramientos en la piel, si que es verdad que estarán más especializadas y es por ello que quizás obtengamos resultados más notables.

En definitiva, sí, el agua micelar es un cosmético adecuado para todo el mundo independientemente del tipo de piel que tenga, pero siempre debemos estar pendientes de las indicaciones y las recomendaciones del fabricante.

Para los amantes de lo casero

La cosmética casera sufrió una decadencia hace ya algunos años, cuando apareció la cosmético industrial y todo el mundo prefería comprar antes que perder un poco de su tiempo en hacer un producto. Lo bueno de todo esto es que las personas se dieron cuenta que su piel empezó a empeorar con la cosmética a base de ingredientes irritantes y se empezó a sufrir muchas irritaciones, reacciones y en general problemas dérmicos.

Todo esto desató de nuevo las ganas y el interés en la cosmética casera y fue así como se fueron uniendo cada vez personas al movimiento verde o a la cosmética natural casera, hasta tal punto que ha día de hoy podemos encontrar en internet como hacer cualquier tipo de cosmético en casa.

En el caso del agua micelar es uno de los que más preguntas solemos encontrar, quizás el que más interés desata, por el simple hecho de ser uno de los producto que más usamos y que menos nos duran por la misma razón anterior.

Para todos aquellos que queráis saber si es posible y efectivo hacer un agua micelar en casa, os daré la respuesta y os adelanto que es justo eso que habéis estado deseando oír todo el tiempo, sí, hacer un agua micelar en casa es una excelente elección.

Para aquellos que aún queráis saber más sobre este tema y los que queráis ver alguna receta para hacerla en casa, en este artículo vais a encontrar todo lo necesario para ello: ¿Cómo hacer un agua micelar casera?

Agua micelar casera

Diferentes usos del agua micelar

Ahora que ya hemos hablado de todo lo que necesitábamos conocer antes de adentrarnos en el ámbito de los usos de este cosmético, es hora de hacerlo y es importante que sepáis que no todos los usos de los que hablaremos aquí serán necesariamente relacionados con la piel, ya que voy a hablaros en general de los usos más frecuentes del agua micelar.

Así que ahora si que si es momento de prestar toda nuestra atención, ya que vamos a hablar de lo que más nos interesa en este momento ¡los usos que le podemos dar al agua micelar!

  • Limpiar nuestra piel 

No podía ser de otra manera que empezar hablando de su principal función y para lo que más la usamos, la limpieza de la piel. A estas alturas ya sabremos de sobra todo el potencial que tiene para realizar este procedimiento, aún así os hablaré un poco de él.

Tan solo necesitaremos empapar un disco de algodón en agua micelar e ir pasándola por todo nuestro rostro con movimiento circulares y suaves, nunca presionando la dermis ni ejerciendo fuerza en ella. Lo primero de todo deberíamos limpiar el contorno de nuestros ojos con un cuidado especial y delicado y los labios. Luego ya podemos hacerlo con el resto del rostro.

Llevando a cabo esta limpieza dos veces al día, en la mañana y en la noche, obtendremos unos resultados maravillosos y nos ofrecerá por lo tanto un rostro radiante e impoluto.

  • Desmaquillar el rostro 

Su otra gran función, el desmaquillar el rostro es quizás lo más olvidado siempre, todos nos maquillamos con ganas e ilusión pero luego no todos somos constantes con el desmaquillaje de la piel, siendo esto muy importante ya que si no desmaquillamos los poros quedan obstruidos y el proceso de regeneración no es posible.

Para desmaquillar lo usamos igual que el paso anterior, es más, si estamos maquillados haremos el desmaquillar y limpiar en un solo paso, ahorrándonos así tiempo y dinero.

Si vuestro maquillaje es waterproof no os preocupéis, ya que este cosmético está cualificado para desmaquillarlo con total eficacia.

  • Retoques en el maquillaje

¿Nunca os ha pasado que os habéis maquillado y al pasar ciertas horas notáis como poco a poco se va derritiendo nuestro eyeliner o nuestro labial se va desgastando, dejando los labios con un aspecto horrible?

El agua micelar nos permitirá eliminar esas zonas, por muy pequeñas que sean (con la ayuda de un bastoncillo) para no tener que desmaquillar todo el rostro y volver a maquillarnos, por lo tanto nos permitirá retocarnos aquellas zonas que se hayan corrido.

Por otro lado, estoy segura que también os ha pasado eso de que os estáis maquillando y de repente os salís de la línea y ¡vaya desastre!, pero que no cunda el pánico que el agua micelar será nuestra gran aliada para corregir solo ese accidente que hayamos cometido.

  • Siempre lista para después de nuestro entreno

Cuando hacemos deporte, vamos al gimnasio, bailamos, corremos o lo que realicemos, siempre solemos sudar debido al constante movimiento de nuestro cuerpo y ¡no hay nada más desagradable que el sudor cayendo por nuestro rostro!, en estos momento ¿cuántas veces hemos echado en falta un poco de frescor que nos devuelva la energía a la piel?

El agua micelar no solo se encargará de limpiar y desmaquillar, sino que también aportará a nuestra piel un extra de frescor que revitalizará cada zona de nuestro rostro y además eliminará el sudor, facilitando así a que éste no se quede atrapado en el los poros de nuestra piel obstruyéndola.

Esto también podemos hacerlo cuando vamos por la calle andando y hace mucha calor, cuando nuestro rostro empieza a sudar y empezamos a agobiarnos, tan solo necesitaremos un pulverizador en el bolso o lo que llevemos y pulverizar todo nuestro rostro.

Tan solo necesitaremos el agua micelar y algodón si queremos esparcirlo bien, sino tan solo bastará con pulverizar un poco en la piel.

  • Lavar las manos 

Por supuesto para lavar nuestras manos nunca habrá nada mejor que el agua y el jabón pero no siempre estamos en casa o en algún lugar en el que tenemos acceso al agua, muchas veces estamos en la calle y necesitamos limpiar nuestras manos, estoy segura que os ha pasado cientos de veces.

En este caso el agua micelar vuelve a ser de gran ayuda, ya que tan solo nos bastará con verter un poco en nuestras manos y frotarlas, las micelas se encargarán de eliminar todas las partículas de suciedad e impurezas que haya en la ellas, dejándolas impolutas y listas para comer con ellas si lo deseamos.

  • Hidratar la piel 

Otra de las grandes funciones del agua micelar es hidratar la piel, a parte de limpiarla, desmaquillarla y tonificarla, por lo tanto estamos seguros de que nos aportará buenos niveles de ésta.

Quizás sea una de las razones por las que las personas con las pieles sensibles y secas sean las más beneficiadas en cuanto al uso de este cosmético. A pesar de esto no debemos caer en la errónea acción de sustituir la crema hidratante que usamos a menudo por el uso del agua micelar, ya que no lo hará igual de profesional como lo haría un producto especialmente diseñado para ello.

Por lo tanto siempre que nos encontremos en una situación en la que no podamos usar nuestra crema hidratante, como por ejemplo si estamos en casa de un amigo y no queremos cargar con todos los cosmético, no os preocupéis que aunque no lo hará de la misma forma, el agua micelar mantendrá la piel hidratada.

  • Calmar la zona de los ojos

Los ojos son la zona más delicada de todo nuestro rostro, ahí es donde aparecen por primera vez todas las arrugas de la edad, incluso a edades tempranas, simplemente por no cuidar como deberíamos de ella.

Seguro que habéis visto en las pelis o series muchas escenas donde los protagonistas se disponen a pasar un rato de limpieza y cuidado facial y lo primero que hacen es tumbarse en algún sofá o cama con dos rodajas de pepinos en los ojos, todo ello para calmar la zona de los ojos.

El agua micelar también es capaz de calmar esta zona, ya que además de todas las propiedades que la hacen perfecta para limpiar la dermis también cuenta con propiedades calmantes y refrescantes, por lo tanto tan solo necesitaremos empapar dos discos de algodón, meterlos en el frigorífico durante al menos cinco minutos y luego colocarlos sobre nuestros ojos, notaréis como poco a poco la piel se va revitalizando y el frescor recorre vuestros ojos.

También podéis doblarlo por la mitad (quedando una especio de media luna) y colocarlo justo debajo de los ojos, de esta manera estaremos calmando la zona de debajo de los ojos que también necesita a menudo revitalización.

  • Limpiar los pinceles del maquillaje

No todo es cuidar de la piel, el agua micelar tiene usos fuera de esto también entre el que se encuentra limpiar los pinceles que usamos para maquillarnos, estoy segura que muchas veces habéis tirado pinceles porque de no limpiarlos bien se van estropeando en poco tiempo, pero tranquilos ¡tengo la solución!

Lo único que tendremos que hacer es pulverizar un poco de agua micelar en los pelitos de los pinceles y con un disco de algodón ir limpiando un poco. También podemos elegir un botecito pequeño y verter un poco de agua micelar en él, acto seguido meter los pinceles y dejarlos reposar por unos minutos.

  • Actúa como un tónico

Como último uso del agua micelar os hablaré de la función que desempeña como tónico, este último cosmético siempre ha sido uno de los grandes olvidados, el tónico a pesar de lo importante que es para tratar nuestra piel, es uno de los cosméticos que más solemos evitar.

Desde que el agua micelar nació y nos enteramos que desempeñaba a la perfección la función de tonificar, el tónico pasó  aun segundo plano y a pesar de que es cierto que el agua micelar es capaz de tonificar es importante que sepáis que nunca llegará a hacerlo como un verdadero tónico.

El agua micelar será capaz de desobstruir los poros, cerrarlo, equilibrar el pH de la piel y dejar la dermis preparada pero nunca podrá hacerlo de manera tan profesional como un verdadero tónico que ha sido creado especialmente para ello. Por lo tanto nunca debemos sustituir a ninguno de los dos, si queréis tener más información sobre eso os dejo por aquí este artículo tan interesante: ¿Agua micelar o tónico?

Usos del agua micelar

Hasta aquí hemos llegado con los usos del agua micelar y aunque seguro que hay más y que me los estoy dejando en el tintero, estos de los que os he hablado aquí son los más frecuentes y por lo tanto los más usados por las personas. Espero que os haya gustado conocerlos y ¡ahora ya sabéis todo lo que podéis hacer con ella!